martes , junio 18 2019
Consejos para combatir la obesidad y aliviar el dolor causado por la artritis
La obesidad no solo puede exacerbar los problemas causados por la artritis, sino que también puede ser factor de riesgo para un diagnóstico de artritis reumatoide.

Consejos para combatir la obesidad y aliviar el dolor causado por la artritis

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

Por: Nahir S. Pérez Soto, MA en Estudios de Alimentos

¿En qué afecta la obesidad?

Cuando tenemos sobrepeso, esas libras demás ponen más presión en nuestras articulaciones. Esto causa que el dolor de la artritis se agrave.  Es importante saber que, según estudios, los medicamentos para la artritis no funcionan tan bien en pacientes con obesidad. Además, se estima que pacientes obesos que tienen artritis reumatoide tienen un mayor riesgo de quedar discapacitados.

La obesidad no solo puede exacerbar los problemas causados por la artritis, sino que también puede ser factor de riesgo para un diagnóstico de artritis reumatoide. Es por esto que, aquellos pacientes con artritis reumatoide que sufran de obesidad, deben buscar las maneras de perder peso de manera permanente y saludable.

¿Cómo combatir la obesidad?

Ejercicio

Para lograr estas metas es importante que el paciente aumente su actividad física. Muchos reumatólogos les recomiendan a sus pacientes que añadan un programa de caminata a su rutina. Es importante tener en mente que, para ser efectiva, la actividad física debe aumentar en duración y cantidad de manera gradual.

¿Cómo lo aplico a mi vida diaria?

Puedes elegir un estacionamiento un poco más alejado de lo que ya estamos acostumbrados o visitar una pista atlética. Puedes comenzar con una vuelta a la pista y añadir más vueltas según tu nivel de comodidad. A las personas que tienen problemas en sus articulaciones se les recomienda limitar los programas de ejercicio a aquellos que sean de bajo impacto o baja intensidad. Esto significa que, si vas a visitar una pista atlética, debes limitar el ejercicio a caminar. Correr o trotar puede causar más estrés en tus articulaciones.

Si quieres implementar otros ejercicios más allá de salir a caminar, puedes considerar los siguientes:

Entrenamiento de fuerza:

Estos pueden incluir rutinas de levantamiento de pesas livianas, bandas de resistencia o clases de ejercicio como el Pilates o aeróbicos acuáticos.

Aeróbicos:

Natación o montar bicicleta. El más recomendable es la natación, debido a que es un ejercicio que trabaja todas las zonas del cuerpo sin generar impacto negativo. Mientras que la bicicleta puede ser un deporte de alto riesgo para personas con problemas en la cadera.

Ejercicios para aumentar flexibilidad y arco de movimiento:

Puedes considerar clases de yoga o Tai Chi. Un reciente estudio logró corroborar que practicar yoga durante al menos ocho semanas de forma intensiva reduce significativamente algunos síntomas producidos por la artritis reumatoide activa.

Recuerda estirarte antes y después de cualquier ejercicio. Siempre debes consultar con tu instructor todas tus condiciones de salud y limitaciones físicas para poder establecer la rutina ideal.

En nuestra última edición de Artritis y Reumatología podrás leer este y otros artículos sobre la artritis reumatoide. ¿Quieres leer el artículo completo? Ingresa aquí.

Ver También

¿Qué son los puntos gatillo?

¿Qué son los puntos gatillo?

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología Los puntos gatillo …