Seleccionar página

Así puedes dormir mejor si tienes osteoporosis

Así puedes dormir mejor si tienes osteoporosis

Las dificultades para dormir son comunes en pacientes con osteoporosis, osteopenia y otras enfermedades que afectan los huesos. Para muchos pacientes, el dolor característico, la rigidez o la fragilidad influyen en su calidad del sueño.

De hecho, varias investigaciones han relacionado a trastornos del sueño con la osteoporosis. Algunos resultados demuestran que una mala calidad del sueño, influye directamente en la densidad del hueso. Es decir, la continuidad de noches sin dormir o sin descanso reparador hace que los huesos pierdan fuerza y consistencia, necesaria para resguardar o sujetar los órganos y tejidos del cuerpo.

Tres consejos para mejorar tus noches

Dentro de los consejos para pacientes con osteoporosis, dos de ellos se destacan incluso para prevenir cualquier condición relacionada con los huesos. Estos consejos seguro te permitirán noches más livianas y tranquilas, si la osteoporosis no te permite relajarte.

1. No duermas en colchón blando: Aunque en televisión y en internet se promocionan más los colchones abullonados y blandos como los ideales para dormir, esto no es cierto. Especialistas en articulaciones y huesos afirman que los mejores colchones son aquellos que no se hunden ni pierden la forma. La función del colchón es darnos un espacio de descanso que mantenga alineada la columna y facilite el movimiento.

2. Encuentras las posturas que te favorecen: En pacientes con osteoporosis, es esencial conocer las posturas que previenen la progresión de la enfermedad. Generalmente, dichas posiciones dependen de cada persona y de los huesos más afectados por esta condición. Sin embargo, estos cambios en la rutina del sueño deben ser consultados antes con el reumatólogo para evitar lesiones innecesarias.

3. Cree una rutina de sueño saludable: Esto quiere decir que se deben identificar los hábitos diurnos que nos perjudican en la noche. Muchos tienen que ver con cosas básicas como el consumo de cafeína, la actividad física, el consumo de dispositivos digitales. Otros, en la aparición del dolor en ciertas horas del día. Además, es muy importante mantenerse hidratado durante el día para evitar beber agua durante la noche.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!