Seleccionar página

Dolor de cuello puede ser producido por la artrosis

Dolor de cuello puede ser producido por la artrosis

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

El dolor de cuello es una queja frecuente. Los músculos del cuello pueden distenderse por la mala postura, ya sea que si al inclinarse sobre la computadora o al encorvarse sobre la mesa de trabajo. La artrosis también es una causa frecuente del dolor de cuello.

En raras ocasiones, el dolor de cuello puede ser un síntoma de un problema más grave. Busca atención médica si el dolor de cuello está acompañado por entumecimiento o pérdida de fuerza en los brazos o en las manos o si tienes un dolor punzante en el hombro o debajo del brazo.

Síntomas

Estos son algunos de los signos y síntomas:

  • Dolor que suele empeorar si se sostiene la cabeza en un lugar durante períodos largos, como cuando la persona conduce o cuando trabaja frente a la computadora.
  • Rigidez en los músculos o espasmos.
  • Capacidad disminuida para mover la cabeza.
  • Dolor de cabeza.

Consultar al médico

El dolor de cuello, por lo general, mejora gradualmente con tratamientos en casa. Si no es así consulte al médico.

Buscar atención médica de inmediato si el dolor de cuello intensa es consecuencia de una lesión como un accidente automovilístico, un accidente en el agua o una caída.

Comuníquese con su médico si el dolor de cuello presenta las siguientes características:

  • Es intenso
  • Persiste durante varios días sin alivio
  • Se extiende a los brazos o a las piernas
  • Está acompañado de dolor de cabeza, entumecimiento, debilidad u hormigueo.

Causas

El cuello es flexible y soporta el peso de la cabeza, por lo que puede ser vulnerable a lesiones y trastornos que causan dolor y limitan el movimiento. Las causas del dolor del cuello incluyen las siguientes:

  • Tensiones musculares: la sobrecarga, como permanecer muchas horas encorvado ya sea enfrente del computador o el teléfono causa tensiones musculares, incluso las cosas mínimas como leer un libro en la cama o apretar los dientes, pueden causar tensión en los músculos del cuello.
  • Articulaciones desgastadas: al igual que las demás articulaciones en el cuerpo, las articulaciones del cuello tienden a desgarrarse con la edad. La artrosis hace que las protecciones (cartílagos) entre los huesos (vertebras) se deterioren. De esta manera, el cuerpo forma osteofitos que afectan el movimiento de las articulaciones y causan dolor.
  • Pinzamiento del nervio: las hernias de disco o los osteofitos en las vértebras del cuello pueden presionar los nervios que se expanden desde la médula espinal.
  • Lesiones: Las colisiones automovilísticas en la parte posterior a menudo provocan una hipextensión cervical, que ocurre cuando la cabeza se sacude hacia atrás y hacia delante y distiende los tejidos blandos del cuello.
  • Enfermedades: ciertas enfermedades, como la artritis reumatoide, la meningitis o el cáncer, pueden causar dolor de cuello.

Prevención

La mayoría de los dolores de cuello se asocian con una mala postura combinada con un desgaste relacionado con la edad. Para ayudar a evitar el dolor de cuello, mantenga la cabeza centrada sobre la columna vertebral. Puede ayudar hacer algunos cambios simples en la rutina diaria. Considere intentar lo siguiente:

  • Mantenga una buena postura: cuando esté parado o sentado, asegúrese de que los hombros estén en línea recta con las caderas y que las orejas entren directamente sobre los hombros.
  • Tome descansos frecuentes: si viaja distancias largas o trabaja muchas horas frente a la computadora, levántese, camine y estire el cuello y los hombros.
  • Ajustar el escritorio, la silla y la computadora: para que el monitor esté a la altura de los ojos. Las rodillas deberían estar levemente más bajas que las caderas. Usa apoyabrazos de la silla.
  • Evitar sostener el teléfono: entre la oreja y el hombro mientras habla. En cambio, usar auriculares o un teléfono con altavoz.
  • Si fuma, dejar de hacerlo: fumar puede generar un mayor riesgo de presentar dolor en el cuello.
  • Evitar llevar bolsas pesadas con tiras en el hombro: el peso puede tensionar el cuello.
  • Dormir en una buena posición: la cabeza y el cuello deben estar alineados con el cuerpo. Usar una almohada pequeña debajo del cuello. Intentar dormir boca arriba con los músculos elevados sobre almohadas, lo que aplanará los músculos de la columna vertebral.
Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!