Dolor lumbar: ¿por qué se produce?

Dolor lumbar: ¿por qué se produce?

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

El dolor lumbar es una de las causas más frecuentes de visita al médico, de hecho se estima que cerca el 90% de la población mundial sufre o sufrirá de esta afección al menos una vez en su vida. 

Y es que la columna es una de las zonas más propensas a sufrir lesiones, en un artículo escrito para la versión impresa de la revista Artritis y Reumatología, la doctora Linnette López explica las razones por las que se puede producir dolor en esta zona.

Los trastornos del área lumbar o espalda baja se pueden dividir en mecánicos, neuropáticos y sistémicos. El dolor de espalda mecánico es el más común. Este está relacionado al sobre uso de la espalda, trauma y/o al desarrollo de deformidades o lesiones en la columna vertebral y estructuras de tejidos blandos.

Trastornos más frecuentes:

El dolor lumbar o en la parte baja de la espalda puede ser producido por múltiples razones, así lo explica la especialista en reumatología: “Dentro de los problemas más comunes en la zona lumbar se encuentran los espasmos musculares, esguinces, osteoartritis, hernias en los discos, estenosis espinal, enfermedades degenerativas como la espondiloartritis, entre otras”. 

Síntomas

El principal síntoma de los trastornos lumbares es el dolor crónico en la parte baja de la espalda. Además, las personas pueden presentar signos como:

  • Rigidez
  • Dolor en las piernas y glúteos
  • Debilidad
  • Hormigueo en las extremidades inferiores

Dolor neuropático 

El dolor neuropático surge a raíz de la irritación de un nervio afectado por la herniación de un disco o por los cambios estructurales del proceso degenerativo.

Dolor sistémico

Puede ser provocado por espondiloartropatías, tumores e infecciones en la columna vertebral, entre otros.

Según la doctora López la mayoría de pacientes con dolor de espalda mejoran en un periodo de 4 a 6 semanas con o sin tratamiento. “Se recomienda que el paciente con dolor de espalda agudo -menor de 4 semanas-, se mantenga activo y que repose por no más de 3 días de ser necesario”, afirmó.

El ejercicio excesivo y de alto impacto debe evitarse durante el periodo de recuperación. Sin embargo, se recomienda realizar actividades livianas y ejercicios de flexión y estiramiento para reducir el dolor.

Por lo general el dolor de espalda baja desaparece por sÍ solo, en caso de no ser así el tratamiento debe ser guiado y supervisado por un médico. Esta afección suele ser tratada con analgésicos para el dolor y actividad física para fortalecer la espalda y evitar complicaciones. “Otras modalidades como las inyecciones epidurales, se reservan para casos de dolor mecánico con radiculopatía que no mejoran al tratamiento”, afirmó la doctora López.

¿Quieres leer el artículo completo? Ingresa aquí.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!