viernes , diciembre 14 2018
Principales síntomas de la artritis reumatoide
Dolor, hinchazón y rigidez en las articulaciones. Estos síntomas son más frecuentes luego de largos periodos de reposo, como por ejemplo en las mañanas.

Principales síntomas de la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad reumática que suele manifestarse a través de diversos síntomas entre ellos el dolor, hinchazón y rigidez en las articulaciones. Estos síntomas son más frecuentes luego de largos periodos de reposo, como por ejemplo en las mañanas.

Las articulaciones que se ven afectadas por la artritis son principalmente los nudillos de las manos, las muñecas y los pies. Aunque también pueden verse involucradas zonas como rodillas, codos, hombros, tobillos y cuello. Es característico de esta enfermedad que la afección sea simétrica.

A parte los síntomas comunes, la artritis reumatoide se manifiesta en ocasiones con bultos o también llamados nódulos reumatoides debajo de la piel, en lugares cercanos a las articulaciones. Generalmente aparecen en los codos, los antebrazos y en los dedos de la mano; su tamaño varía entre 1 a 2 centímetros.

Cuando los síntomas de la artritis se vuelven muy severos es probable que el paciente experimente fatiga, pérdida de apetito e incluso fiebre. Cumplir estrictamente con el tratamiento ayudará a mantener la movilidad y la calidad de vida.

Otras complicaciones provocadas por la artritis

  • El Síndrome de Sjögren puede aparecer producto de la artritis, provocando sequedad ocular, bucal y vaginal.
  • Al ser una enfermedad sistémica pueden aparecer nódulos reumatoides el interior del organismo como por ejemplo en los pulmones, el corazón y los ojos.
  • La inflamación de los pulmones (neumonitis) es poco frecuente, sin embargo, cuando se presenta es una complicación muy seria.
  • Aumenta la probabilidad de desarrollar osteoporosis y arterioesclerosis.

Debido a que los pacientes con artritis son más propensos a desarrollar enfermedades del corazón y los pulmones es importante que se cuiden de los factores de riesgo. Además, el diagnóstico temprano también contribuye a evitar los posibles daños en las articulaciones.