jueves , febrero 21 2019

Mantente al día con sus medicamentos para mejorar tu calidad de vida

Por: Mildred Santiago Aponte, M.H.S.
Executive Director
SPS Specialty Pharmacy Services


Mantenerse al día con los medicamentos de una terapia es algo difícil, aún bajo las mejores condiciones.  Tomar los medicamentos que se usan para tratar las diferentes enfermedades puede resultar complicado,  a veces algunas personas toman una docena o más de pastillas al día, en ciertos horarios y con ciertas restricciones de alimentos.  De tal manera que no es sorpresa que la mayoría de las personas tengan algunas dificultades para mantenerse al día con su toma de medicamentos.  Por consiguiente, hacer un repaso honesto y objetivo de sus actividades diarias puede ayudarle a adherirse a sus terapias.

Hay varios factores a considerar antes de iniciar su próximo régimen.  Tomar un tratamiento complejo a largo plazo no resulta natural para la mayoría de las personas.  Sin embargo, millones han aprendido a adaptarse, incluidos los que tienen diabetes, enfermedades cardiacas, artritis reumatoide, entre otras condiciones.

El hecho de que usted se sienta o no listo a comprometerse con las exigencias de la terapia, es una consideración importante que debe hablar con su médico y farmacéutico.  Para encontrar un régimen de tratamiento con el que usted se sienta cómodo, es necesario establecer los dos tipos de exigencias; las suyas y las de los medicamentos.  La manera en la que se toman los medicamentos puede variar de muchas maneras: si se toman con o sin comidas, si se toman oralmente o si se administran mediante inyección, el número de inyecciones por día, el número de pastillas al día, si se usa o no con otros medicamentos o terapias complementarias, los posibles efectos secundarios, e instrucciones de manejo especiales tales como mantenerlos refrigerados.

Similarmente, las personas difieren ampliamente en cuanto a sus hábitos y necesidades.  Algunos ejemplos son: horarios rígidos de trabajo, horarios que cambian constantemente, muchas citas médicas, tener que cuidar a la familia o a otros, necesitar recordatorios para tomar medicamentos, dificultades para comer o no comer regularmente, u otros retos como el abuso de sustancias, el desamparo o la salud mental.

Dialogar abiertamente los puntos anteriores con su proveedor de atención médica (médicos y farmacéuticos) podría resultar en que ambos tomen decisiones para diseñar un régimen que se acomode a su estilo de vida en particular.  Tal vez no exista un régimen que sea perfecto para usted, pero algunas opciones son más y menos fáciles de adaptar a su vida.  El objetivo es elegir un régimen con el que se sienta cómodo.

La adherencia es más que solo tomar pastillas.  Adherirse adecuadamente a sus medicamentos implica cumplir con todo el régimen: tomando la dosis completa todas las veces, tomando sus pastillas a tiempo todas las veces, teniendo en cuenta las restricciones de comida y monitoreando las interacciones con otros medicamentos, remedios herbales y suplementos.

Existen diferentes maneras para lograr la adherencia a medicamentos; entre ellas se encuentran las siguientes:

Integre su régimen a su rutina diaria. Use una actividad diaria que haga todos los días sin falta, como cepillarse los dientes, como recordatorio para tomarse sus medicamentos.  Tómelas antes de realizar la actividad, ya que así es más fácil de recordar. 

Agrupe sus medicinas en dosis diarias para una semana a la vez.  Utilice las cajas de almacenar pastillas. 

Utilice una alarma, como la de los teléfonos celulares, que le recuerde cuando tomar sus medicamentos.  Use una agenda o libreta o tableta electrónica, etc., especialmente al comienzo de un nuevo régimen, y ponga las dosis como si fueran citas.

Evalúe cómo lo está haciendo aproximadamente 2 semanas después de haber iniciado el proceso.  Puede llevar algunas semanas de experimentación decidir como programar sus medicamentos de acuerdo al curso normal de su rutina diaria.  No pierda el tesón, ¡perseverar en esta planificación redundará en una mejor salud!

Planifique con anticipación los cambios como los fines de semana, las vacaciones o las mudanzas.  Es común que las personas omitan dosis cuando están fuera de sus casas y hay herramientas para evitarlo.  Cuando viaje, lleve los medicamentos con usted., el equipaje puede perderse o demorarse.  Planifique los momentos de privacidad si quiere ocultar que está tomando medicamentos, podría ser a su hora de almuerzo o en sus descansos. Una buena planificación puede hacer lo complicado sencillo.

Lleve un diario e incluya en él todo lo que sea importante para usted como cuándo tomó el tratamiento, razones para haber omitido una dosis, cómo se está sintiendo, etc.

Utilice una red de apoyo. Aunque su salud es su responsabilidad, identifique quién puede ser un apoyo para usted a la hora de cumplir con su régimen de tratamiento.  Puede contar con un compañero de tratamiento, para que le recuerde sus medicamentos que, bien pudiera ser un familiar, un amigo u otra persona allegada a usted.

Obtenga apoyo emocional.  Si siente que su condición o el tratamiento que lleva afectan su equilibrio emocional de forma adversa, dialogue esto con un profesional de la salud capacitado para ayudarle. Dialogue cómo se siente, honestamente y sin temores.

En resumen, La Organización Mundial de la Salud define la ADHERENCIA A UN TRATAMIENTO como el cumplimiento del mismo, es decir, tomar el medicamento de acuerdo con la dosificación y el programa prescrito; y la persistencia, tomar los medicamentos a lo largo del tiempo del tratamiento según indicado.  La falta de adherencia disminuye la eficacia del medicamento y puede provocar la aparición de efectos secundarios, empeorando la calidad de vida del paciente.   El paciente, o sea, usted debe de involucrarse en su enfermedad y tomar parte de las decisiones que se adopten.  Usted debe seguir el tratamiento que mejor se ajuste a sus necesidades y forma de vida.

Para ayudarle en este cumplimiento existen las farmacias especializadas, en donde encuentra un compromiso mayor con respecto a darle continuidad a su tratamiento, ya que cuentan con un personal especializado en adherencia.  Éstas están pendientes a que cada paciente logre alcanzar la adherencia a sus medicamentos y conocen el manejo de las condiciones de larga duración.  Tienen la experiencia de manejar condiciones complejas y de gran impacto en la salud del individuo.  Le educan, explicándole los efectos secundarios y cómo manejar dichos efectos secundarios; le ayudan a planificar su toma de medicamentos incluyendo cómo establecer los horarios para tomar los medicamentos de forma conveniente y le realizan unas tablas de horarios para los medicamentos.  Además de esto, le realizan las repeticiones que le corresponden a tiempo, le notifican a usted que ya es momento para su repetición, están en constante comunicación con el médico y con usted y, si es un medicamento que sea auto administrado, le explican con su enfermera como usar el medicamento de una forma correcta.  Esta enfermera está disponible para hacerle la demostración, incluyendo la primera administración de este medicamento para que usted se pueda sentir en mayor confianza al momento de hacerlo.  Así mismo, orientarán a un familiar o persona que usted identifique como recurso, para ayudarle a completar su plan de adherencia con éxito.  No escatime en utilizar los recursos a la hora de alcanzar una buena adherencia a tratamiento, de esto depende el éxito de usted y su médico en controlar o curar una condición, redundando en una mayor calidad de vida para usted.

Ver También

¿Puedes atar tus cordones? Enfermedades asociadas a la flexibilidad

¿Puedes atar tus cordones? Enfermedades asociadas a la flexibilidad

¿Puedes atarte los cordones? Si tu respuesta no es afirmativa, deberías visitar a un doctor …