La moringa alivia el dolor y la inflamación causados por la artritis

La moringa alivia el dolor y la inflamación causados por la artritis

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

La moringa oleífera es un árbol del Himalaya, es conocido como el vegetal más nutritivo del mundo, también es conocido como el árbol milagroso y el árbol de la vida, es cultivado en África, América Central y América del Sur.

Dentro de sus componentes la moringa tiene minerales, proteínas, vitaminas, aminoácidos y compuestos fenólicos. Entre sus diversas propiedades es una antioxidante y antitumoral, se destaca por tener un componente antiinflamatorio pues posee más de 36 antiinflamatorios, entre ellos vitamina A, B, C, E, arginina, calcio, clorofila, cobre, omegas 3, 6 y 9, potasio, magnesio, azufre y zinc.

Beneficio de la Moringa en la artritis

La artritis produce inflamación por el daño del cartílago, dejando los huesos expuestos al roce entre ellos. Generalmente luego del tratamiento adecuado esta desaparece, pero en la mayoría de casos no suele suceder así ya que el padecimiento puede ser crónico. El dolor que provoca este padecimiento es muy difícil de soportar sin importar qué tipo de artritis padezca el paciente.

La moringa es un remedio antiinflamatorio contra la artritis pues sus semillas, polvo y hojas han demostrado tener propiedades antiinflamatorias. Su extracto ha sido estudiado desde hace varios años, con efectos positivos en inflamaciones agudas y crónicas.

Además de todos los componentes antiinflamatorios, la moringa produce la supresión de la enzima COX-2 que es un factor relevante en el tratamiento de los síntomas causados por la artritis, ya que esta enzima es culpable del dolor y la inflamación que siente el paciente. Comúnmente los síntomas son controlados con fármacos que suprimen la producción de COX-2, sin embargo, estos pueden causar efectos secundarios no deseados. Por su parte, la moringa es efectiva en el tratamiento del dolor y la inflamación sin causar efectos secundarios debido a su origen y composición natural.

Uso de la moringa

·  En semilla: se deben triturar las semillas, mezclarlas con algún aceite, el aceite  de coco es el más recomendado y aplicarlas en la zona inflamada. Del mismo modo puede usar también el aceite de las semillas.

·  En polvo: este polvo es una de las presentaciones más comunes. Es recomendable que diluya media cucharada de polvo en una taza de agua durante el desayuno, siempre acompañándola con alimentos, pues el polvo de la moringa es bastante concentrado, por lo que se debe evitar consumir más de media cucharada, al menos hasta el quinto día de uso. También lo puede encontrar en cápsulas en ese caso debe consumir la cantidad adecuada que se indique.

·  En hojas: las hojas son consumidas como infusión, generalmente se comercializan en saquitos como el té, aunque si consigue las hojas podrá preparar una infusión con 1 o 2 gramos por taza.

La moringa también podrá ayudar a personas con afecciones como la fibromialgia, la retención de líquidos e incluso las arrugas.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!