Un dispositivo digital contribuye al alivio del dolor de espalda

Un dispositivo digital contribuye al alivio del dolor de espalda

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

En cuanto al dolor de espalda, el cual es una queja común en las personas en su diario vivir, investigadores de la Universidad de Jaén han diseñado un sistema formado por sensores que avisa en tiempo real las posturas incorrectas de la columna vertebral a través de bluethooth al teléfono móvil. Esta detección se complementa con una serie de pautas de rehabilitación para mitigar dichos dolores.

“El sistema está formado por unos sensores inalámbricos que se ponen en la espalda del paciente con adhesivos no tóxicos y tienen un grosor mínimo de medio centímetro. Esta red mide constantemente la inclinación de cada vértebra en relación a las vértebras adyacentes y para ello utiliza una hilera de luces led. Estas bombillas de bajo consumo envían información constante a un medio de alarma, en este caso un teléfono móvil, donde se registran todos los datos”.

Novedad en cuanto al tratamiento del dolor de espalda

La principal novedad de este mecanismo es la detección directa y global del ángulo formado por cada una de las vértebras. Según los investigadores, a diferencia de otros sistemas ya existentes que miden la inclinación u orientación en un punto determinado de la zona lumbar, esta invención registra el ángulo formado entre vértebras adyacentes y lo hace en toda la columna. De esta forma, la información que recaba este mecanismo es general y proporciona resultados precisos, independientemente de los movimientos que realice el paciente o la posición en la que se encuentre.

Otra de las ventajas de este dispositivo es su versatilidad para poder utilizarlo en otras partes del cuerpo. Al detectar directamente el ángulo formado por los elementos óseos de la región lumbar, puede utilizarse para monitorizar la posición relativa de otras zonas de la columna así como de distintas articulaciones que serían imposibles de hacer con los sistemas actualmente conocidos, como por ejemplo la muñeca, la rodilla o el codo.

Asimismo, “el dispositivo tiene un grosor mínimo de medio centímetro aproximadamente y está recubierto de un plástico impermeable. Estas características permiten al paciente llevarlo en cualquier momento del día y no requiere que esté en una posición determinada“.

Actualmente, los científicos continúan trabajando en la mejora tecnológica de este dispositivo. En concreto, están desarrollando nuevas plataformas de transmisión de datos con el objetivo de que también puedan consultarlos en una tablet o en una pulsera digital.

Por: Redacción Artritis y Reumatología

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!