Seleccionar página

Las células madre: tratamiento para la artritis

Las células madre: tratamiento para la artritis

Por: Redacción Artritis y Reumatología

Las células madre son una materia importante que se desarrollan en el cuerpo. Además, de ser células que regeneran a todas las otras. En el organismo se conoce gran variedad de  células que cumplen diferentes funciones; pero que son muy especiales para la prolongación de la vida.

Estas células se pueden producir en los embriones de tres a cinco días de vida,  este proceso se conoce como «blástula». Puede formar alrededor de más de 150 células.

Debido a que son células que tienen la amplitud de autorrenovarse. Han sido usadas para muchos estudios e investigaciones para determinar su funcionamiento y encontrar la cura para algunas enfermedades; entre ellas la artritis.

Por esta razón, las células madre se han empleado principalmente en pacientes que sufren de artrosis articular y pseudoartrosis de huesos. Gracias a los avances tecnológicos en la medicina, se ha evidenciado que el tratamiento de células madre en un

paciente con diferente dolencias a causa de la artritis, disminuye en un 90% el dolor; especialmente si es artrosis de rodilla.

Este procedimiento puede mostrar mejoras después de 6-8 semanas de haber implementado las células en la zona afectada; y su recuperación es progresiva durante los dos primeros años.

No obstante, al paciente que se le realiza una Resonancia Magnética conocida como T2 mapping, se ha registrato que al implementar las células madre mesenquimales en las rodillas, este puede detener la pérdida del cartílago articular. Lo cual es importante para la molestia que tolera el paciente.

Del mismo modo es un tratamiento que también se puede aplicar en Traumatología en diferentes articulaciones como: la cadera, tobillo, hombro, pies,codo, muñeca, etcétera. Cabe resaltar, que los resultados no son los mismos para todas la personas.

¿Quién puede someterse al tratamiento?

  • No importa la edad de la persona, si presenta lesión osteoarticular o tendinosa puede tomar el tratamiento.
  • Cualquier paciente que haya utilizado diferentes técnicas para el dolor como: terapia física, antiinflamatorios o los corticoides.

Newsletter

Nuestro patrocinador

Nuestro patrocinador


Pin It on Pinterest

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!