Seleccionar página

Discopatía degenerativa, un doloroso padecimiento de la columna vertebral

Discopatía degenerativa, un doloroso padecimiento de la columna vertebral

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

Una espalda sana y joven tiene 24 vértebras que se encuentran unidas por un tipo de “esponjas” que es el tejido amortiguador entre cada una que le da flexibilidad a la espalda y a esto se le conoce como discos intervertebrales. Estos discos absorben el impacto entre los huesos de la espina dorsal y sirven para que la espalda se mantenga en movimiento además de darle soporte y protección. Es normal que los discos intervertebrales inicien un proceso degenerativo por el envejecimiento por lo que también es conocida como enfermedad degenerativa discal.

En la mayoría de los casos se manifiesta cierto grado de desgaste intervertebral con el paso de los años, los estudios de imágenes de resonancia magnética indican que generalmente después de los 60 años ocurre la degeneración de los discos, aunque no todos sienten dolor en la espalda. En otros casos, los mismos pueden colapsar por completo, lo que causa dolor y rigidez propios de la osteoartritis debido al roce las vértebras unas contra otras.

Causas

Esta afección en realidad no se trata de una enfermedad sino de un trastorno en el que el dolor se produce en un disco intervertebral que se ha malogrado. La causa principal es el desgaste de los discos en el envejecimiento, los discos se secan perdiendo su elasticidad lo que provoca una menor amortiguación entre las vértebras. 

Esta patología también se puede dar por movimientos cotidianos o pequeñas lesiones sufridas a lo largo de los años, formándose pequeñas grietas en la pared exterior que contiene los nervios, tal daño puede causar un dolor intenso e incapacitante. Si la pared se rompe, el núcleo blando del disco puede atravesar las grietas causando que el disco se abulte o se salga de su lugar, a esto se le conoce como hernia discal.

Diversos factores pueden causar la degeneración de los discos, tales como:

·  La edad

·  Accidentes

·  Sobrepeso u obesidad

·  Estilo de vida sedentario

Síntomas

Las personas con discopatía degenerativa en su mayoría sienten dolor agudo y constante en la espalda y el cuello. Los síntomas dependen del lugar exacto donde se encuentra el disco débil:

·  Afecta la espalda baja principalmente.

·  Dolor al extender las piernas y glúteos.

·  Dolor en el cuello y se puede extender hasta el brazo.

·  El dolor mejora al cambiar de posición o al acostarse.

·  El dolor empeora después de torcerse, levantarse o doblarse.

·  El dolor aumenta después de sentarse.

·  El dolor se presenta de manera intermitente y puede durar desde unos pocos días hasta unos pocos meses.

En algunos casos las personas con esta afección pueden experimentar menos dolor después de caminar o hacer ejercicio, también puede causar debilitamiento en los músculos de las piernas, así como entumecimiento y hormigueo en los brazos y piernas.

Diagnóstico

El especialista efectuará un reconocimiento físico y estudiará su historial clínico, el cual debe incluir la descripción de los síntomas y las circunstancias en que inició el dolor.

Tratamiento

·  Terapias físicas

·  Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos 

·  Cirugía

·  Terapia calor y frío Movilización espinal  

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!