viernes , julio 19 2019
Conoce la artritis traumática
La artritis traumática es una condición reumática que produce que las articulaciones y los tejidos se inflamen, y se debe principalmente a golpes o heridas que el ser humano haya recibido.

Conoce la artritis traumática

Por: Redacción Artritis y Reumatología

La artritis traumática es una condición reumática que produce que las articulaciones y los tejidos se inflamen. Se debe principalmente a golpes o heridas que el ser humano haya recibido. Este tipo de artritis tiene una particularidad: tiene mayor prevalencia en los hombres. Aunque también existen casos en los que algunas mujeres la pueden desarrollar.

¿Qué la causa?

Este tipo de artritis, por lo general se presenta en personas que realizan deportes que demandan alta presión en las articulaciones.

Los futbolistas y jugadores de baloncesto tienen un riesgo mucho mayor de padecer esta enfermedad, debido a que cuando practican el respectivo deporte, sus rodillas generan gran presión, aumentando la probabilidad del padecimiento de esta condición.

Otra de las principales causas de la aparición de la artritis reumática, son las fracturas que algún hueso del cuerpo humano reciba, como ejemplo: los tobillos, los codos, nudillos o rodilla.

¿Cómo prevenirla?

Para cualquier condición reumática, lo primero que se debe tener en cuenta es la prevención, esto evitará el desencadenamiento de cualquier enfermedad que afecte las articulaciones y causa gran dolor.

Para evitar esta enfermedad, sigue las siguientes recomendaciones:

  • Cuidado al realizar ejercicios que afecten a las articulaciones.
  • Si las articulaciones mayores (caderas, rodillas, etc.) están afectadas, no las ejercite excesivamente.
  • Puede ser conveniente bajar de peso para facilitar la función de las articulaciones.

Ver También

Cuidado integral es fundamental en el manejo de enfermedades reumáticas

Cuidado integral es fundamental en el manejo de enfermedades reumáticas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología No sólo las …