Seleccionar página

Sufrir de gota duplica el riesgo de padecer insuficiencia renal

Sufrir de gota duplica el riesgo de padecer insuficiencia renal

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

Las personas que padecen de gota tienen el doble de riesgo de padecer problemas renales y desarrollar patologías como la insuficiencia renal, al menos así lo afirma una reciente investigación realizada por la Universidad de Limerick, en Irlanda.

La gota es un tipo de artritis, es una enfermedad causada por la acumulación de ácido úrico que provoca la formación de cristales en las articulaciones. Generalmente afecta los pies y se caracteriza por causar inflamación, dolor, sensibilidad y enrojecimiento. 

El trabajo contó con la participación de más de 620.000 pacientes, de los cuales 68.897 padecían de gota y 554.964 no presentaban esta enfermedad. Los investigadores realizaron un análisis de la situación clínica de estos pacientes durante más de 3 años y examinaron cuál era el riesgo de estas personas de padecer enfermedad renal crónica.

Para poder establecer la incidencia de la gota en el desarrollo de enfermedades renales los expertos definieron algunos criterios básicos: el primero: la necesidad de diálisis o trasplante de riñón; segundo, función renal deficiente -menos de diez por ciento-; tercero, creatinina sérica duplicada; cuarto, muerte asociada a la insuficiencia renal crónica.

Hallazgos

Según los resultados obtenidos las personas que padecen de gota son más propensos a sufrir un deterioro de la función renal a corto plazo; esto en comparación con quienes no sufren esta condición. Los científicos lograron concluir que los pacientes con gota tienen 29% más riesgo de sufrir insuficiencia renal crónica avanzada.

El equipo de investigadores asegura que al analizar el riesgo de insuficiencia renal se llevaron una gran sorpresa debido a la alta prevalencia de esta patología. “Encontramos que los pacientes de gota tenían más de un 200 por ciento más de riesgo de insuficiencia renal que los que no tenían gota”; afirmó Austin Stack, autor principal del estudio.

Los resultados de este estudio podrían servir al personal médico para que la gota sea tratada de forma integral; y se tenga en cuenta desde el inicio del tratamiento el posible impacto de la gota en el desarrollo de problemas hepáticos. De esta forma se podrían tratar las afecciones renales de manera temprana y evitar complicaciones de salud.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!