Seleccionar página

Factores de riesgo del linfoma: edad, infecciones, exposiciones

Factores de riesgo del linfoma: edad, infecciones, exposiciones

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

Aunque no sabemos con certeza qué causa las enfermedades, tenemos alguna información que parece poner a las personas en un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Tenga en cuenta que cualquier persona puede desarrollar linfoma. Algunas personas desarrollan la enfermedad sin factores de riesgo, y otras tienen muchos factores de riesgo pero nunca desarrollan linfoma.

Existen dos tipos principales de linfoma y algunos de los factores de riesgo son diferentes para estos dos tipos. La siguiente lista considerará principalmente los factores de riesgo para el linfoma no Hodgkin, con una sección en la parte inferior de este artículo que enumera los factores de riesgo que pueden ser únicos para el linfoma de Hodgkin.

Factores de riesgo del linfoma

Edad. El linfoma se puede desarrollar tanto en niños como en adultos, pero la mayoría de las personas diagnosticadas generalmente tienen más de 60 años. Con frecuencia, cuando el linfoma no Hodgkin se presenta en niños pequeños, se relaciona con un trastorno por inmunodeficiencia.

Sexo. Los hombres son ligeramente más propensos al linfoma que las mujeres, pero algunos tipos individuales de linfoma son más comunes en las mujeres.

Raza. El linfoma es más común en los blancos en los Estados Unidos que en los afroamericanos o asiático-americanos.

Sistema inmunológico debilitado. Las personas con enfermedades de inmunodeficiencia, con VIH/SIDA o que toman medicamentos inmunosupresores para un trasplante de órgano son más susceptibles al linfoma.

Infecciones. Las enfermedades infecciosas que pueden aumentar el riesgo de linfoma incluyen la hepatitis C, las infecciones de Epstein-Barr (linfoma de Burkitt) y H. pylori (la bacteria que puede causar úlceras estomacales y que aumenta el riesgo de linfoma MALT del estómago), Chlamydia psittaci (que causa psitacosis), virus del herpes humano 8 (que aumenta el riesgo de linfoma de Kaposi, entre otros), HTLV-1 (que se relaciona con el linfoma de células T, pero es poco común en los Estados Unidos).

Enfermedades autoinmunes. El linfoma es más común entre las personas con artritis reumatoide, lupus, síndrome de Sjogren, anemia hemolítica y enfermedad celíaca. Las personas con enfermedad celíaca que tienen un buen control de su dieta parecen tener un riesgo menor que aquellas que son menos cuidadosas con sus dietas.

Radiación. Las personas expuestas a altos niveles de radiación, como los sobrevivientes de accidentes de reactores nucleares y bombas atómicas, tienen un mayor riesgo de desarrollar linfoma no Hodgkin.

Tratamientos para el cáncer. Tanto la quimioterapia como la radioterapia para el cáncer pueden aumentar la posibilidad de desarrollar linfoma.

Exposiciones químicas/ambientales. La exposición a pesticidas, herbicidas y algunos solventes orgánicos puede aumentar el riesgo.

Implantes mamarios. Aunque son poco frecuentes, los implantes mamarios se asocian con linfoma anaplásico de células grandes en el tejido cicatricial.

Inmunizaciones. La vacuna BCG contra la tuberculosis se asocia con un riesgo más alto, aunque las vacunas asociadas con un riesgo más bajo de desarrollar linfoma incluyen el sarampión, el tétanos, la poliomielitis y la vacuna contra la gripe.

Antecedentes familiares. Aunque algunos pacientes con linfoma afirman tener miembros de la familia también afectados por la enfermedad, no hay evidencia conocida de que el linfoma sea hereditario. En algunos casos, las afecciones que afectan el sistema inmunitario pueden ser hereditarias, lo que aumenta las probabilidades de que se desarrolle un linfoma dentro de las familias.

Factores de riesgo para el linfoma de Hodgkin

Los factores de riesgo para el linfoma de Hodgkin con frecuencia son diferentes para aquellos con linfoma no Hodgkin.

Edad. El linfoma de Hodgkin es más común entre los 15 y 40 años de edad.

Infección. Una infección anterior con el virus de Epstein-Barr, el virus que causa los síntomas notorios de la mononucleosis, es común.

Antecedentes familiares. Aproximadamente el 5% de las personas que desarrollan la enfermedad de Hodgkin tienen antecedentes familiares de la enfermedad.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!