Seleccionar página

Síndrome de dolor miofascial y dolores en espalda, cuello y hombros

Síndrome de dolor miofascial y dolores en espalda, cuello y hombros

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

El síndrome de dolor miofascial es un dolor crónico que se produce en diferentes áreas de los músculos, con frecuencia se presenta en la espalda, cuello y hombros. Este padecimiento se asocia con áreas sensibles y duras, llamadas puntos de transmisión, la presión de estos puntos puede causar dolor en otros dos puntos y a esto se le conoce como dolor diferido.

Generalmente este síndrome es causado por la contracción de un músculo de forma reiterada y se da por movimientos repetitivos en el trabajo, por algún pasatiempo o tensión muscular relativa al estrés.

Es verdad que la mayoría de las personas ha sentido dolor por la tensión muscular, pero la incomodidad asociada al síndrome de dolor miofascial se caracteriza por su persistencia o empeoramiento progresivo. Entre los tratamientos se encuentra la fisioterapia y las inyecciones en el punto donde empezó el dolor, los analgésicos y las técnicas de relajación también son de ayuda.

Causas

Después de una lesión o un uso excesivo de la articulación pueden formarse parte sensibles de tensas fibras musculares. Los puntos dolorosos en el músculo pueden provocar tensión y dolor en todo el músculo.

La bursitis, la tendinitis y otros síndromes de los tejidos blandos como el dolor miofascial por lo general son el resultado de varios factores:

·  Actividades recreativas o laborales que causan uso excesivo o daño en las coyunturas

·  Mala postura

·  Tensión de los tejidos blandos debido a una articulación o hueso con posición incorrecta o anormal

·  Otras condiciones o enfermedades como la artritis reumática, gota, psoriasis, enfermedades de tiroides o una reacción médica adversa

·  Infecciones

Síntomas

El dolor se caracteriza por un nudo firme o banda dentro del músculo afectado, el dolor miofascial de la espalda es un dolor sordo y continuo del tejido conectivo o en los músculos de la espalda baja y glúteos.

Los síntomas del síndrome miofascial comprenden los siguientes:

·  Dolor muscular intenso y profundo

·  Dolor que persiste o empeora

·  Nudos de contrataciones en un músculo

·  Dificultad para dormir a causa del dolor

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer puntos desencadenantes del dolor en los músculos comprenden:

·  Lesiones musculares: una lesión muscular aguda o la tensión muscular continua hace que se formen puntos desencadenantes del dolor.

·  Estrés o ansiedad: las personas que presentan un alto nivel de estrés o ansiedad frecuentes pueden tener más probabilidad de que se formen puntos desencadenantes del dolor en los músculos. Una teoría sostiene que estas personas pueden tener más probabilidad de apretar sus músculos, una tensión repetida que deja a los músculos sensibles a los puntos desencadenantes del dolor.

Complicaciones

Problemas de sueño: se puede dificultar dormir en las noches pues es posible que resulte complicado encontrar una posición cómoda para conciliar el sueño ya que un movimiento nocturno puede causar el roce de un punto doloroso.

Fibromialgia: algunas investigaciones indican que el síndrome de dolor miofascial puede evolucionar en fibromialgia en algunos casos. La fibromialgia es una afección crónica que se caracteriza por el dolor generalizado, se cree que el cerebro de las personas que padecen fibromialgia se vuelve más sensible a las señales de dolor con el paso del tiempo.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!