Seleccionar página

Gota cristalización por el depósito de cristales de ácido úrico

Gota cristalización por el depósito de cristales de ácido úrico

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

La gota es una afección ocasionada por el depósito de cristales de ácido úrico en el interior de las articulaciones produciendo episodios de inflamación que se caracterizan por un dolor fuerte, inflamación, enrojecimiento, sensibilidad al tacto y aumento de la temperatura de las articulaciones afectadas. Esta enfermedad afecta en su mayoría a hombres adultos y mujeres posmenopáusicas.

La inflamación de las articulaciones por la gota se debe a un depósito de microcristales de una sal de ácido úrico (urato monosódico). Al formarse estos cristales los niveles elevados de ácido úrico en la sangre, que son superiores a 7 mg/dl a esto se le conoce como hiperuricemia.

Causa

La causa por la que se presenta la hiperuricemia es la dificultad para eliminar el ácido úrico de la sangre, otra causa de esta afección es la formación excesiva de ácido úrico, la ingesta abundante de algunos alimentos o el tratamiento con algunos fármacos. La hiperuricemia por sí misma no produce ataques de gota, en las personas que ya padecen gota, la hiperuricemia elevada de forma persistente aumenta con frecuencia los ataques y la afectación de más articulaciones.

El tratamiento puede reducir los niveles de ácido úrico por debajo del nivel de cristalización pues los cristales de urato se irán disolviendo lentamente y en algunos casos pueden llegar a desaparecer.

Síntomas

·  Inflamación articular

·  Dolor

·  Limitación del movimiento

·  Enrojecimiento

·  Aumento de temperatura

Los síntomas suelen durar una semana y posteriormente desaparecer. Es frecuente que los pacientes, que han presentado un episodio de artritis por gota, presenten más episodios en el futuro y no reciban un buen tratamiento ya que es una enfermedad que tiene periodos de actividad.

Otro de los síntomas es la aparición de tofos, que son nódulos blanquecinos que suelen aparecer cerca de las articulaciones. Los tofos son el resultado de la acumulación de cristales de ácido úrico y aparecen en algunos pacientes con niveles de ácido úrico en la sangre niveles elevados de manera persistente.

Diagnóstico

El diagnóstico de esta enfermedad se realiza mediante la detección de cristales de ácido úrico en una articulación inflamada, en un tofo o en el líquido de articulaciones que recientemente han estado inflamadas, aunque en el momento del análisis ya no lo estén.

Los cristales se pueden apreciar mediante observación del líquido extraído en un microscopio, pero en algunas ocasiones no se puede extraer el líquido de la articulación inflamada ya que no se sabe si hay cristales de urato. En esos casos, si el paciente presenta síntomas normales, pero episodios de inflamación frecuentes de una articulación se considera que es un diagnóstico muy probable.

Las radiografías se pueden ver normales al principio de la enfermedad, pero después pueden mostrar algunas alteraciones que hacen pensar que el paciente presenta gota. La ecografía también puede ser útil para hacer el diagnóstico pues en algunas ocasiones se aprecian alteraciones características de la artritis gotosa.

Tratamiento

Los tratamientos son eficaces y resuelven los ataques con rapidez. En el comienzo los ataques de gota suelen ocurrir espaciados unos de otros, sin un tratamiento adecuado se hacen más frecuentes, afectan nuevas articulaciones y pueden presentar inflamación en varias articulaciones a la vez, llegando de esta manera una inflamación persistente.

El tratamiento de gota se divide en dos:

·  Se trata de prevenir el ataque agudo de gota pues estos dolores son muy agresivos y su tratamiento va encaminado a disminuir la inflamación, es común utilizar fármacos como antiinflamatorios, colchicina o glucocorticoides. El reposo de la articulación afectada y la aplicación local de frío pueden ayudar a aliviar los síntomas. El especialista decidirá qué tratamiento es más conveniente para cada uno de los casos en función de la historia médica e intensidad del ataque agudo de gota que presente.·  Disminuir los niveles de ácido úrico en sangre para evitar su depósito en las articulaciones, aquí se le dará una dieta equilibrada y evitando dietas ricas en proteínas animales, azúcares refinados y la ingesta de alcohol. Si el paciente presenta sobrepeso deberá hacer algo de ejercicio y poder controlarlo, el tratamiento con fármacos permitirá reducir de manera rápida los niveles de ácido úrico en la sangre y de esta manera permitir la desilusión de los cristales de uratos en las articulaciones.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!