Input your search keywords and press Enter.

¿Qué es la Artritis idiopática juvenil?

La artritis idiopática juvenil, anteriormente denominada “artritis reumatoide juvenil”, es el tipo más frecuente de artritis en los niños menores de 16 años de edad.

La artritis idiopática juvenil puede causar dolor, inflamación y rigidez articular persistentes. Algunos niños podrían experimentar síntomas durante unos pocos meses solamente, mientras que otros presentan síntomas por muchos años.

Algunos tipos de artritis idiopática juvenil pueden causar complicaciones graves, por ejemplo, trastornos de crecimiento, daño articular e inflamación ocular. El tratamiento se centra en controlar el dolor y la inflamación, mejorar la función y prevenir el daño.

Síntomas

Los signos y síntomas más frecuentes de la artritis idiopática juvenil son:

  • Dolor. Aunque tu hijo podría no quejarse de dolor articular, tal vez notes que cojea, especialmente apenas se levanta a la mañana o después de una siesta.
  • Hinchazón. Es común que las articulaciones se hinchen, pero a menudo se nota primero en las articulaciones más grandes, como la rodilla.
  • Rigidez. Quizás notes que tu hijo parece más torpe que lo habitual, especialmente por la mañana o después de las siestas.
  • Fiebre, ganglios linfáticos inflamados y sarpullido. En algunos casos, puede haber fiebre alta, inflamación de los ganglios linfáticos o un sarpullido en el tronco, que suele empeorar por las noches.

La artritis idiopática juvenil puede afectar a una o varias articulaciones. Hay varios subtipos diferentes de artritis idiopática juvenil, pero los principales son sistémicos, oligoarticulares y poliarticulares. El tipo que tenga tu hijo dependerá de los síntomas, del número de articulaciones afectadas y de si la fiebre y los sarpullidos son características destacadas.

Al igual que otras formas de artritis, la artritis idiopática juvenil se caracteriza por períodos en los que los síntomas se intensifican y otros en los que pueden ser mínimos.

Cuándo consultar al médico

Lleva a tu hijo al médico si tiene dolor articular, hinchazón o rigidez por más de una semana, especialmente si también tiene fiebre.

Causas

La artritis idiopática juvenil se presenta cuando el sistema inmunitario del organismo ataca sus propios tejidos y células. Se desconoce la razón por la que esto sucede, pero, al parecer, influyen tanto la herencia como el entorno.

Factores de riesgo

Algunas formas de artritis idiopática juvenil son más frecuentes en las niñas.

Complicaciones

La artritis idiopática juvenil puede provocar varias complicaciones graves. Pero vigilar con atención la enfermedad de tu hijo y buscar atención médica adecuada pueden reducir mucho el riesgo de experimentar las siguientes complicaciones:

  • Problemas oculares. Algunos tipos pueden causar inflamación ocular. Si esta afección se deja sin tratar, podría provocar cataratas, glaucoma e incluso ceguera. La inflamación ocular a menudo se manifiesta sin síntomas; por ello, es importante que un oftalmólogo examine periódicamente a los niños con esta afección.
  • Problemas de crecimiento. La artritis idiopática juvenil puede interferir en el crecimiento y desarrollo óseo de tu hijo. Algunos medicamentos utilizados para el tratamiento, principalmente los corticosteroides, también pueden inhibir el crecimiento.

Comentarios de Facebook