martes , octubre 22 2019

Mitos y realidades de las enfermedades reumáticas

Entorno a  las enfermedades reumáticas se han desarrollado diferentes mitos en cuanto a las causas, tratamientos y limitaciones provocadas por las condiciones. A continuación te contamos cuáles son un mito y cuáles una realidad:

  • Solo afecta a personas de la tercera edad
  • Son hereditarias
  • Solo afecta a huesos y articulaciones 
  1. Falso. Las enfermedades reumáticas pueden aparecer incluso en niños, jóvenes y adultos jóvenes. Un ejemplo de ellas son la artritis crónica juvenil, el lupus o la artritis psoriásica.
  2. Aunque los factores genéticos pueden predisponer a una persona a desarrollar ciertas enfermedades, no todas se manifiestan a causa de antecedentes familiares.
  3. Regularmente, las enfermedades reumáticas afectan estas partes del cuerpo. Sin embargo, también puede afectar tendones y ligamentos. Además, hay enfermedades sistémicas que se asocian a complicaciones en órganos como riñones, pulmones y corazón
  • No tienen cura
  • No pueden prevenirse
  • Impiden hacer ejercicio

La mayoría de las enfermedades no, pero otras como la tendinitis, sí. Realizar el tratamiento adecuado ayuda a controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

Esta teoría depende de la enfermedad. Por ejemplo, condiciones como la osteoporosis si se pueden prevenir. Implementar cambios en la rutina diaria como la práctica de ejercicio y eliminar el consumo de sustancias como el tabaco ayudan a disminuir los factores de riesgo y el aumento de los síntomas. 

Totalmente falso. Incluso los especialistas afirman que las enfermedades mejoran con el ejercicio físico. Pero debes hacerlo con moderación y teniendo en cuenta tus limitaciones. Ejercicios como el taichi el aquagym son ideales.

Ver También

Alimentos que debes evitar para no tener dolor de espalda

Alimentos que debes evitar para no tener dolor de espalda

La espalda es una parte muy importante de nuestro cuerpo, ya que desempeña un papel fundamental en casi todos los movimientos que realizamos. Sin embargo cuando tenemos dolor en esta área vemos comprometida de manera significativa nuestra actividad diaria.