Seleccionar página

Esclerosis de Monckeberg

Esclerosis de Monckeberg

La esclerosis de Monckeberg es una enfermedad de baja prevalencia y causa desconocida; en la cual arterias de mediano y pequeño calibre sufren calcificación de la capa media generando una reducción de luz. Suele manifestarse por la aparición de úlceras de tipo arterial en la piel de extremidades superiores e inferiores.

Este tipo de esclerosis debe sospecharse en aquellos pacientes diabéticos y en personas de edad avanzada con signos y síntomas de enfermedad arterial periférica; o signos de obstrucción crítica o aguda; en los que se descarta un fenómeno aterosclerótico, embolico o autoinmune.

Considerando que su diagnóstico sigue siendo un hallazgo incidental en muestras histopatológicas y no existen a yudas diagnósticas de laboratorio o imágenes específicas de la enfermedad, la sospecha clínica es la piedra angular del diagnóstico y manejo médico, para evitar una progresión acelerada de la enfermedad y tratamientos innecesarios.

Su fisiopatología es poco clara. Se cree que la lesión se produciría por degeneración grasa de las células musculares lisas de la capa media; formando una masa que sufre una degeneración hialina y luego se calcifica. En general, la repercusión clínica es escasa porque la reducción de la luz es mínima; a menos que se sobreponga junto a un proceso de aterosclerosis, donde las manifestaciones clínicas se hacen más evidentes y graves.

En cuanto a su tratamiento no existen guías, se han propuesto quelantes de calcio como el tiosulfato de sodio. Pero ante la falta de estudios disponibles no se han logrado demostrar resultados significativos.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!