martes , agosto 20 2019

Mitos sobre la esclerosis múltiple

Recibir un diagnóstico de esclerosis múltiple (EM) asusta y deprime a la persona afectada. Especialmente cuando al paciente se le informa que es una condición autoinmune, provocada por las células de su organismo, y para la cual todavía no existe una cura que revierta los daños que produce en el cerebro y la médula espinal.

Además, la edad en promedio de los afectados ronda los 20 – 40 años, una etapa de la vida en el que los seres humanos se ocupan por cumplir sus metas personales. Por otra parte, para afirmar que una persona en realidad padece de EM, se necesitan varios análisis incluyendo una revisión genética y la manifestación de anomalías neurológicas sin una causa notoria.

Sin embargo, los efectos psicológicos que surgen a partir del diagnóstico están fundamentados en varios mitos. Es decir, en la falta de actualización y la desinformación sobre el tema. Por eso, en este artículo mencionamos los mitos más conocidos sobre la esclerosis múltiple y los desmentimos para los interesados.

Afirmaciones más populares sobre la EM

La esclerosis múltiple no tiene cura. Resígnate.

Si bien la esclerosis múltiple no tiene cura, los avances médicos han creado una gran variedad de terapias y tratamientos para los pacientes con EM. La finalidad de estos régimenes de curación es reducir al máximo posible el progreso de la enfermedad y la aparición de nuevos síntomas para que la calidad de vida no se afecte en grandes proporciones.

Los tratamientos que los especialistas usan para tratar la EM se conocen como terapias modificadoras de la enfermedad (TME). Sin embargo, un buen régimen alimenticio, un estilo de vida más sano y las visitas a un psicólogo (si lo consideran necesario), contribuyen a mejorar significativamente los síntomas de esta enfermedad, al punto de no padecer brotes durante largos periodos de tiempo.

La esclerosis múltiple es una enfermedad mortal

De acuerdo con las estadísticas, los pacientes con EM tienen un promedio de vida similar al de una persona que no esté afectada con este padecimiento. Incluso, el hecho de sufrir de esclerosis múltiple no significa que el paciente no pueda desarrollar otras condiciones como enfermedades cardiovasculares, diabetes o infartos cerebrales.

Aunque existen variantes de la enfermedad que son más agresivas, la realidad es que pocos pacientes mueren a causa de la EM. De hecho, los especialistas afirman que una persona con EM sigue siendo una persona normal, que también contrae infecciones y otras enfermedades que pueden ser los causantes reales de su muerte. Sin embargo, las personas con EM suelen vivir vidas largas.

Los brotes de EM demuestran que la medicación es ineficiente

Los médicos afirman que la esclerosis múltiple es una enfermedad cambiante y camaleónica. Es decir, en la mayoría de afectados se presentan los brotes de la enfermedad que pueden incapacitarlos largos períodos de tiempo, mientras que en otros no se llegan a presentar después de los primeros. Esto no quiere decir que la enfermedad vaya a ser así en cada paciente.

Por eso, se recomienda iniciar el tratamiento desde el instante en que se confirma su diagnóstico. Así se pueden prevenir complicaciones y evitar que los daños neurológicos también afecten a las habilidades cognitivas. Ante cualquier duda sobre su tratamiento o sobre su caso particular, no dude en consultarla con su médico tratante.

Ver También

¿Qué es la distrofia refleja?

¿Qué es la distrofia refleja?

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología La distrofia refleja …