Seleccionar página

Hábitos que debes eliminar si sufres de artritis

Hábitos que debes eliminar si sufres de artritis

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

Si sufres de artritis, sabes que evitar la inflamación es el mayor reto de tu condición. La inflamación crónica es el sello distintivo de la artritis y es el causante del dolor crónico. Sin embargo, los consejos y posibles medicamentos que te indique tu doctor pueden no ser totalmente eficaces si no llevas hábitos de vida saludables y una dieta cuidadosa y balanceada.

Ya que un estilo de vida saludable y una alimentación sana pueden en gran medida hacer una gran diferencia en la reducción de tu padecimiento.

Por ejemplo ciertos alimentos pueden aumentar la inflamación de tus articulaciones rápidamente, por ello aquí te presentamos un listado de hábitos y alimentos que debes evitar a toda costa:

Si puedes mantenerte alejado de estos hábitos deberías notar una mejora notable en tus niveles de dolor. Es posible que no te emocione de gran manera eliminar estos hábitos, no obstante, una vez experimentes alivio sabrás que valió la pena haberlo hecho.

Tabaco

Este es uno de los hábitos más difíciles de dejar. El tabaco es una sustancia que causa un daño significativo.

Los fumadores tienen un mayor riesgo de desarrollar artritis reumatoide severa; por ello si ya la tienes, es hora de dejar de fumar y si aún no la tienes es hora de tomar conciencia.

Fumar también hace que los medicamentos utilizados para tratar la artritis sean menos efectivos. El tabaco continuará dañando las articulaciones, el tejido conectivo y los huesos mientras lo uses, pero la curación puede comenzar tan pronto como dejes de fumar.

Alcohol

Beber alcohol como hábito diario es muy peligroso. Los alcohólicos son mucho más propensos que los abstemios a desarrollar gota, que es una forma de artritis que causa la formación de cristales duros en las articulaciones.

El mayor problema para las personas con artritis es que el consumo de alcohol causa inflamación y es posible que no se mezcle de manera segura con sus medicamentos para la artritis.

Azúcares agregados

El azúcar está directamente relacionado con la inflamación porque cuando las proteínas y las grasas en el cuerpo interactúan con él, el cuerpo libera algo que se llama productos finales de glicación avanzada.

Los productos finales de glicación avanzada aceleran el envejecimiento y provocan una inflamación dolorosa.

Por ello es mejor trata de usar la forma de azúcar menos procesada posible para endulzar tus alimentos, como la miel.

Aspartamo

Lamentablemente, los edulcorantes artificiales no están a la altura de ser una alternativa más saludable que e azúcar.

Debido a que se fabrican completamente en el laboratorio, es posible que tu cuerpo ni siquiera los reconozca como alimento.

Esa “invasión” desencadena la respuesta inflamatoria dolorosa que deseas evitar. Ya es bastante malo que el aspartamo pueda causar brotes graves, pero de hecho puede provocar artritis en personas que no la tenían antes.

Café

Así como sabemos que el café tiene un valor significativo para la salud. Desafortunadamente, también se ha encontrado que aumenta el riesgo de desarrollar artritis reumatoide.

Los estudios indican que el café contiene ingredientes que desencadenan el factor reumatoide, y el efecto negativo se mantiene incluso con el café descafeinado. Si tienes otros factores de riesgo para la artritis, puede ser conveniente que cambies al té.

Productos lácteos

Los productos lácteos contienen una proteína que puede irritar el tejido alrededor de las articulaciones. No todos los pacientes con artritis tienen una reacción negativa a los productos lácteos, pero vale la pena experimentar solo para confirmar como reaccionas a ellos.

Si no te molesta, sigue bebiendo leche y comiendo queso. Incluso si finalmente deseas evitar los productos lácteos, puedes reemplazar la proteína faltante con alimentos como la quinua, las lentejas, las mantequillas de cacahuate, el tofu, los frijoles y las espinacas.

MSG

MSG es un aditivo alimentario a base de sal que causa retención de agua e hinchazón. El MSG es notoriamente molesto para las personas con artritis. El MSG no solo activa la inflamación, también puede causar daño hepático.

La mayoría de la gente piensa que el MSG es un ingrediente de los alimentos asiáticos, pero también se esconde en mezclas de sopas comerciales, aderezos para ensaladas, comidas rápidas y embutidos. ¡Lee esas etiquetas cuidadosamente!

Sal

Muchos de nosotros consumimos demasiada, lo que lleva a la retención de agua y presión arterial alta, que a su vez abre la puerta a una serie de otras enfermedades.

Las personas con artritis que toman corticosteroides descubrirán que el medicamento ya hace que retengan más sodio, por lo que reducir su consumo es crucial.

Grasas saturadas

Una dieta con alto contenido de grasas saturadas realmente influye en el cuerpo, desde el corazón hasta las articulaciones. De hecho, las personas con artritis ya tienen un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

Si sufres de artritis, es aconsejable limitar los alimentos como los productos lácteos con grasa, la carne roja y la comida chatarra frita y procesada.

Los estudios demuestran que reducir las grasas saturadas puede minimizar la respuesta inflamatoria del cuerpo.

Carbohidratos refinados

La harina blanca puede ser bastante difícil de evitar. Sin embargo, vale la pena intentarlo, ya que este “grano” altamente procesado que aumenta las citoquinas en el torrente sanguíneo y hace que la inflamación invada todo tu cuerpo.

Además, la harina blanca no tiene nada de la nutrición de su grano original. Por ello siempre es mejor buscar opciones de granos integrales en el pan, arroz, pasta y cereales.

Aceite de maíz/Omega-6

El aceite de maíz contiene muchos ácidos grasos omega 6, que nuestro cuerpo realmente necesita. Sin embargo, como la sal, generalmente consumimos más de lo que deberíamos.

Demasiados omega-6 desencadenan sustancias químicas inflamatorias que causan brotes de artritis. Evita los aceites hechos de soja, cacahuate, verduras, semillas de uva y cártamo, además de los aderezos para ensaladas y la mayonesa que contienen esos aceites.

Gluten

El gluten es una proteína que se encuentra en granos como el trigo, la avena, la cebada y el centeno. En las personas con enfermedad celíaca o intolerancia al gluten, provoca una inflamación grave.

Ciertos tipos de artritis también son desencadenados por el gluten. Si tienes artritis, es aconsejable que te hagas la prueba de intolerancia al celíaco o al gluten, ya que son trastornos autoinmunes que frecuentemente ocurren juntos.

Alimentos cocinados a una temperatura alta

Los productos finales de glicación avanzada se producen cuando los alimentos se calientan a una temperatura alta. Los alimentos asados o fritos liberan citoquinas en el cuerpo, que envían mensajes inflamatorios directamente a las articulaciones sensibles.

“Intenta agregar más ensaladas crudas a tu dieta y reducir los alimentos que deben cocinarse”.

Cuando prepares alimentos calientes, caliéntalos más suavemente durante un período de tiempo más prolongado y, definitivamente, evite las marcas de carbón.

En todo caso, muchos de estos hábitos no son buenos ni para las personas con artritis, ni para nadie en ningún momento. Al manejar la vida con artritis, presta mucha atención a cómo te sientes cuando comes y evita alimentos o hábitos que puedan complicar tu condicen.

Redacción Artritis y Reumatología

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!