sábado , noviembre 17 2018
Programa de Apoyo -728

¿Qué causa la tendinitis y cómo se trata?

Redacción Artritis y Reumatología

El dolor en articulaciones y extremidades es uno de los motivos más frecuentes de consulta médica. A menudo, cuando un paciente presenta dolor en las manos y parte inferior de las piernas, este síntoma viene acompañado de hinchazón y poca tolerancia al dolor.

Programa de Apoyo – 300

Si la hinchazón es muy notoria en el área afectada, se habla casi de inmediato de tendinitis. Los especialistas definen a esta patología como la inflamación o irritación de uno o varios tendones, las fibras más gruesas que unen los músculos a los huesos. Su labor es enviar y recibir la energía que producen los músculos del cuerpo humano para facilitar la movilidad de las articulaciones.

Comúnmente se cree que la tendinitis es una lesión provocada, de forma instantánea al hacer un mal movimiento o adoptar una mala postura. Sin embargo, esta dolencia muscular también puede ser la consecuencia de realizar un mismo movimiento, repetidamente, durante largos periodos de tiempo. Por ese motivo, la tendinitis es un motivo de consulta frecuente entre personas con profesiones de oficina o deportistas que practican actividades parecidas.

Otras de las causas que se asocian a las tendinitis son: edad -media o avanzada-, distensión, artritis en la articulación afectada, extremidades con distinta longitud (sobre todo las piernas), gota, psoriasis y otras enfermedades. Generalmente, la tendinitis afecta a los talones, manos y hombros.

Pese a que la tendinitis no es una afección difícil de tratar, los médicos recomiendan corroborar el diagnóstico con un médico de urgencias o un médico primario. Si la patología no se diagnostica ni se trata a tiempo, el tendón inflamado puede romperse, generando daños más severos en la articulación. En este caso, la última opción de tratamiento es la cirugía.

Los pacientes pueden tratar esta condición en casa. Dentro de las medidas más eficaces para combatir el dolor y disminuir la hinchazón se encuentra: reposar la articulación lesionada, aplicación de frío o calor y utilizar dispositivos ortopédicos que relajen el tendón tensionado. A veces, los reumatólogos también combinan estos tratamientos con medicamentos recetados para disminuir la inflamación y sesiones de fisioterapia para reestablecer la movilidad.

Ver También

Los dientes pueden ser un detector de la osteoporosis

Los dientes pueden ser un detector de la osteoporosis

Redacción Artritis y Reumatología La osteoporosis es una patología que absorbe y reemplaza el tejido …

Programa de Apoyo -728