Todo lo que debes saber sobre la displasia fibrosa

Todo lo que debes saber sobre la displasia fibrosa

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

La displasia fibrosa es una enfermedad crónica del esqueleto, en la que se produce un crecimiento anormal del tejido fibroso. Esto puede causar la deformación del hueso y hacerlo más débil y propenso a fracturas.

Se cree que esta enfermedad puede ser causada por una alteración genética en las células que producen los huesos. 

Esta patología suele desarrollarse en adolescentes y adultos jóvenes y puede afectar cualquier hueso del cuerpo. Sin embargo, se ha evidenciado que se manifiesta con más frecuencia en las costillas, pelvis, fémur, tibia, cráneo.

Síntomas

  • Dolor en los huesos, suele aumentar cuando se levantan objetos pesados
  • Inflamación 
  • Alteraciones en la forma del hueso
  • Dificultad para caminar
  • Deformación de los huesos de las piernas

Si la displasia fibrosa no es detectada y tratada a tiempo puede incidir en el desarrollo de otras patologías como artritis, cáncer o producir complicaciones de salud, entre los que se encuentran pérdida de audición y/o visión, fracturas en los huesos.  

Diagnóstico y tratamiento

Para realizar el diagnóstico de esta patología con frecuencia se utiliza la radiografía, que permite ver de manera clara si existen alteraciones óseas pues se nota de un tono distinto el hueso. Si el médico tratante no está seguro de la presencia de fibrosis puede ordenar otros exámenes como: una biopsia, tomografía o resonancia magnética.

El tratamiento puede requerir de medicamentos como los bifosfonatos, utilizados para prevenir la reducción de la masa ósea; su prescripción dependerá del historial clínico del paciente. En algunos casos es necesario realizar una intervención quirúrgica para corregir la deformidad o liberar tensión.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!