Moringa: una opción para combatir las enfermedades reumáticas

Moringa: una opción para combatir las enfermedades reumáticas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

La moringa es una planta originaria de India, que contiene una gran variedad de componentes que aportan grandes beneficios a salud de las personas que lo consumen. Dentro de sus componentes nutricionales se encuentran el calcio, magnesio, ácido fólico, hierro, vitamina A, B, C y E.

Te contamos más sobre las propiedades y beneficios de esta planta para combatir algunas afecciones de salud.

Ayuda a combatir la inflamación

Sus propiedades antiinflamatorias son una gran opción para combatir la inflamación producida por enfermedades como la artritis, artrosis, diabetes, entre otras. Además, algunos estudios han logrado evidenciar que también ayuda a reducir la fatiga crónica, síntomas característicos de la fibromialgia.

Fortalece el sistema óseo

Se calcula que cada hoja de esta planta contiene 95 miligramos de calcio y además contiene fósforo, dos componentes vitales para mantener la densidad ósea y evitar el desarrollo de enfermedades de los huesos como la osteoporosis.

Mejora la salud de los ojos

Gracias a sus altos niveles de vitamina A, fortalece la visión y previene la ceguera.

Cuida la piel

La gran cantidad de vitaminas presentes en esta planta ayudan a combatir infecciones o llagas de la piel, como las que produce la psoriasis.

Previene el cáncer

Esta planta contiene dentro de sus propiedades niazimicina y quercetina, componentes que ayudan a prevenir el desarrollo de células cancerígenas ya que las eliminan y evitan su propagación en distintas zonas del cuerpo.

Recetas

Tomates rellenos con carne y Moringa

(Receta para 8 personas)

Ingredientes

– 8 tomates medianos

– 4 onzas de carne molida

– 1/2 chile verde pequeño

– 1/2 cebolla mediana

– 1 cucharada de consomé de res

– 2 cucharadas de aceite

– 8 cucharadas de moringa en polvo o 1 taza de moringa fresca

– Sal al gusto

– 1 diente de ajo

Preparación

– Corta finamente la cebolla, el chile verde, el ajo y la moringa (si la usas fresca).

– Coloca la cacerola al fuego con un chorrito de aceite y, cuando esté caliente, coloca los vegetales junto a la carne, el consomé y una pizca de sal. Sofríe hasta que la carne esté bien cocina y retira del fuego.

– Lava los tomates y corta la parte de los extremos. En uno de ellos, abre y saca toda la pulpa. Rellena con la carne.

– Sirve y acompaña con otro alimento de tu preferencia.

Omelet de moringa

Ingredientes

– 1 taza de hojas de moringa

– 2 huevos

– ½ cebolla

– ½ tomate

– 2 dientes de ajo

– Sal al gusto

Preparación

– Lava las hojas de moringa y fríelas por cinco minutos con la cebolla rebanada, el ajo y la sal. Retira del fuego y reserva en un recipiente. Aparte, fríe los tomates y añádelos a la moringa frita.

– Revuelve la mezcla junto con los huevos y ponlos a cocinar.

Té de moringa

Ingredientes

– 1 Taza de hoja de Moringa (seca o deshidratada)

– 1 litro de agua

– Azúcar o miel al gusto

– ½ docena de limones

Preparación

– Lava la hoja de moringa y ponla a hervir en agua por espacio de 10 minutos. Después, con ayuda de un colador, vacíala en un recipiente.

Licuado de moringa

– 2 tazas de agua

– 2 bananas (cortadas en trozos)

– 1/2 mango

– 1 cucharada grande de harina de Moringa (si solo tienes hojas de Moringa pon 2 cucharadas grandes de hojas)

Preparación

1. Toma las bananas, pélalas, córtalas en trozos y deposítalas en la licuadora.

2. Pela el mango y córtalo en rodajas. Agrega también a la licuadora.

3. Incorpora la harina de Moringa y mezcla todo.

4. Agrega hielo y listo.

Semillas de Moringa

La manera como se deben consumir las semillas de moringa es la siguiente:

– Pela las semillas: debe quedar una bolita blanca-amarilla al descubierto.

– Macéralas un poco, ya que facilitará que el cuerpo las digiera.

– Trágala con la ayuda de un poco de agua, como si se tratara de una cápsula.

Toma dos por día a un determinado horario. También funcionan muy bien como suplemento alimenticio ya que contienen altos nutrientes y el famoso aceite de moringa el cual, posee todos los omegas 3, 6 y 9.

Secreto de belleza

Mascarilla de moringa para renovar y desintoxicar tu piel

Ingredientes

–  ½ cucharadita de moringa en polvo

– Una cucharadita de agua tibia

– ¼ cucharadita de miel

– 4 cucharaditas de arcilla facial

Preparación

– Previamente lava y tonifica para tener tu piel receptiva y pueda absorber todos los nutrientes.

– Mezcla el polvo de moringa con el agua en un recipiente de plástico. Asegúrate que el mezclador que utilices no sea de alumino, usa preferiblemente uno de madera. Incorpora la miel y por último la arcilla. Si queda muy dura agrega un poco más de agua tibia hasta obtener una contextura cremosa.

– Aplica por todo el rostro, dejando actuar por 20 minutos. Lava con abundante agua.

– Finaliza aplicando tu hidratante de preferencia.

Contraindicaciones

Pese a que esta planta puede traer múltiples beneficios, es importante que consultes con un especialista en nutrición antes de empezar a consumirla; esto debido a que la moringa puede tener efectos adversos en pacientes con otras enfermedades.

La moringa puede estar contraindicada en pacientes que ingieren algunos medicamentos, pues pueden entrar en conflicto y no funcionar de forma adecuada. Por esta razón, es necesario que un médico evalúe tu situación clínica, antecedentes y defina si puedes o no consumir esta planta y en qué cantidades.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Vitaminas contra la Artritis

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!