viernes , noviembre 8 2019
Alimentos que te ayudarán a fortalecer tus articulaciones
Con el paso del tiempo el cuerpo sufre diversos cambios, una de las zonas más afectadas son las articulaciones que suelen sufrir un mayor desgaste debido al constante movimiento; y en el caso de las extremidades inferiores por el peso que deben soportar.

Alimentos que te ayudarán a fortalecer tus articulaciones

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

Con el paso del tiempo el cuerpo sufre diversos cambios, una de las zonas más afectadas son las articulaciones que suelen sufrir un mayor desgaste debido al constante movimiento; y en el caso de las extremidades inferiores por el peso que deben soportar.

Mantener las articulaciones fuertes puede prevenir el desarrollo  de enfermedades como la artrosis, que se produce por daños en el hueso o cartílago articular.

Para fortalecer tus articulaciones es importante que tengas una dieta balanceada y rica en algunos alimentos que aportan nutrientes para la regeneración del sistema articular.

Calcio

El calcio puede encontrarse en alimentos como el yogur, queso y otros tipos de lácteos.

Mantener niveles adecuados este mineral permite tener los huesos fuertes, con una densidad ósea adecuada para prevenir enfermedades como la osteoporosis.

Vitaminas C y D

Alimentos como la naranja, el kiwi, el aguacate aportan grandes cantidades de vitamina C y D al cuerpo que ayuda a proteger el cartílago de las articulaciones.Además, la vitamina C ayuda a reducir la inflamación articular.

Fósforo

La deficiencia en los niveles de fósforo puede ser una de las razones por las que se produce dolor articular y muscular.

Por

esta razón es importante que exista un equilibrio en la cantidad de calcio y fósforo en el cuerpo. Puedes encontrarlo en alimentos como el salmón, huevos, ciruelas, uvas pasas.

Magnesio

Las espinacas, semillas de girasol, acelgas, almendras y el yogur son una buena fuente de magnesio, un mineral que hace parte de la estructura del sistema óseo. Cuando sus niveles son bajos no se puede dar una correcta mineralización en los huesos.

Agua

El consumo constante de agua es vital para mantener la salud del cuerpo en general.

En el caso de las articulaciones ayuda a mejorar la cantidad de líquido sinovial -almohadillas que reducen la fricción entre los huesos y cartílagos- y contribuye con la lubricación de las articulaciones.

Antes de iniciar el consumo de estos alimentos debes consultar con tu nutricionista para que evalúe tu situación clínica.

Además, debes tener en cuenta que es para mantener las articulaciones sanas y fuertes es imprescindible regular el peso corporal y realizar actividad física.  

Ver También

Lesiones de menisco

Lesiones de menisco

La lesiones del los meniscos suelen provocar dolor en la parte interior o exterior de la articulación, dependiendo de qué menisco se haya dañado. Una rotura de menisco puede causar inestabilidad, incapacidad para mover normalmente la parte afectada. Además se corre el riesgo de tener mayores probabilidades de padecer artrosis en la rodilla lesionada.