Seleccionar página

Trastornos de articulación temporomandibular

Trastornos de articulación temporomandibular

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

La articulación temporomandibular (ATM) actúa como una bisagra deslizante que conecta la mandíbula al cráneo. Los trastornos de la articulación temporomandibular pueden causar dolor en las articulaciones de la mandíbula y en los músculos que controlan el movimiento de la mandíbula.

La causa exacta del trastorno de la ATM de una persona suele ser difícil de determinar. El dolor puede deberse a una combinación de factores como la genética, artritis o una lesión de la mandíbula. Algunas personas que tienen dolor en la mandíbula también tienden a apretar o rechinar los dientes (bruxismo), aunque muchas personas habitualmente aprietan o rechinan los dientes y nunca desarrollan trastornos de la ATM.

En la mayoría de los casos, el dolor y la incomodidad asociados con los trastornos de la ATM son temporales y pueden aliviarse con atención autoadministrada o tratamientos no quirúrgicos. La cirugía suele ser el último recurso después de que las medidas tradicionales han fallado, pero algunas personas con trastornos de la ATM pueden beneficiarse de los tratamientos quirúrgicos.

Síntomas

Entre los signos y los síntomas de los trastornos temporomandibulares se pueden incluir los siguientes:

·  Dolor o sensibilidad al tacto en la mandíbula.

·  Dolor en una o ambas articulaciones temporomandibulares.

·  Dolor intenso dentro del oído o a su alrededor.

·  Dificultad para masticar o dolor al masticar.

·  Dolor intenso en la cara.

·  Bloqueo de la articulación, lo que dificulta abrir o cerrar la boca.

Los trastornos temporomandibulares también pueden provocar un chasquido o una sensación chirriante al abrir la boca o al masticar. Pero si no hay dolor o limitación de movimiento asociado con el chasquido de la mandíbula, probablemente no necesitas tratamiento para un trastorno temporomandibular.

Causas

La articulación temporomandibular combina una acción de bisagra con movimientos deslizantes. Las partes de los huesos que interactúan en la articulación están cubiertas de cartílago y están separadas por un pequeño disco que absorbe los golpes, que normalmente hace que el movimiento sea suave.

Puede ocurrir trastornos dolorosos de la articulación temporomandibular si:

·  El disco se erosiona o se mueve fuera de su alineación adecuada.

·  El cartílago de la articulación está dañado por artritis.

·  La articulación está dañada por un golpe u otro impacto.

Sin embargo, en muchos casos no se sabe cuál es la causa de los trastornos temporomandibulares.

Factores de riesgo

Algunos factores que pueden aumentar el riesgo desarrollar trastornos temporomandibulares son los siguientes:

·  Distintos tipos de artritis, como la artritis reumatoide o la artrosis.

·  Lesión de la mandíbula

·  Rechinar o apretar los dientes a largo plazo (Crónico).

·  Ciertas enfermedades del tejido conectivo que causan problemas que pueden afectar la articulación temporomandibular.

Diagnóstico

EL médico o dentista hablará sobre los síntomas y examinará la mandíbula. El médico, probablemente hará:

·  Escuchar y sentir la mandíbula cuando abre y cierra la boca.

·  Observar el rango de movimiento de la mandíbula.

·  Presionar en las áreas alrededor de la mandíbula para identificar los sitios de dolor o malestar.

Si el médico o dentista sospecha que hay algún problema, es posible que necesite lo siguiente:

·  Radiografías dentales para examinar los dientes y mandíbula.

·  Tomografía computarizada para proporcionar imágenes detalladas de los huesos involucrados en la articulación.

·  Resonancia magnética para revelar problemas con el disco de la articulación o el tejido blando circundante.

La artroscopia temporomandibular se usa a veces en el diagnóstico de un trastorno ATM. Durante la artroscopia temporomandibular, el médico inserta un tubo delgado y pequeño (cánula) en el espacio de la articulación y luego se inserta una pequeña cámara (artroscopio) para ver el área y ayudar a determinar un diagnóstico.

Tratamiento

En algunos casos, los síntomas de trastornos de la articulación temporomandibular desaparecen sin tratamiento. Si los síntomas persisten, el médico le recomendará una variedad de opciones de tratamiento, a menudo más de una que se administre al mismo tiempo.

·  Medicamentos

·  Terapias

·  Cirugía u otros procedimientos

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!