La osteonecrosis daño total de los huesos

La osteonecrosis daño total de los huesos

La osteonecrosis es también conocida como necrosis avascular, necrosis ósea isquémica o necrosis aséptica lo que significa hueso muerto. Generalmente se refiere a una forma de artritis en la que uno de los huesos de una articulación es afectado con osteonecrosis, lo que deriva en artritis de la articulación.

este padecimiento es la consecuencia de la falta de circulación sanguínea a zonas específicas de los huesos. Esta afección puede llevar a la muerte de las células del hueso y la médula ósea. Accidentalmente la sección de hueso muerto se debilita y colapsa.

Se puede tener osteonecrosis en uno o varios huesos, es común en la parte superior de la pierna, y menos frecuentemente en brazos, rodillas, hombros y tobillos. Este padecimiento afecta tanto a hombres como mujeres de cualquier edad, aunque son más propensas personas entre los 30 y 50 años. Esta enfermedad al principio puede no presentar síntomas, pero a medida que la afección avanza el dolor de las articulaciones empeora. Es probable que el paciente no pueda mover o doblar la articulación con normalidad.

Causas

Las lesiones como fracturas o dislocaciones de ciertos huesos pueden llegar a producir osteonecrosis si las arterias que suplen sangre a estas áreas están dañadas, los vasos sanguíneos taponados por cualquier causa pueden tener repercusión en la enfermedad.

Esto puede deberse a partículas de grasa, eritrocitos anormales, anemia, drepanocítica o de células falciformes también se puede dar por la expansión de burbujas de nitrógeno que son buzos de aguas profundas o aire comprimido que no hacen que baje la presión adecuadamente. Además, tomar medicamentos corticosteroides pueden reducir el flujo sanguíneo hacia el hueso al aumentar la médula grasa y la formación de lípidos.

Síntomas

En las etapas tempranas no se presentan síntomas, sin embargo, al avanzar la enfermedad, el dolor se convierte en el primer síntoma otro de ellos son la movilidad limitada, la rigidez articular y espasmos musculares. Estos síntomas progresan lentamente, si no se trata es probable que el daño empeore y dañe más el hueso, por lo que llega a requerirse cirugía para corregir el daño.

·  Dolor: el dolor inicial es leve, pero este incrementa después de actividades que requieren un soporte del peso del cuerpo como estar de pie o caminar. En las etapas posteriores, el dolor puede aparecer incluso cuando se está descansando.

·  Movimiento limitado: en la etapa inicial no se afecta la movilidad de las articulaciones en los pacientes, no obstante, el dolor puede dificultar el movimiento de la articulación afectada y causar que el hueso colapse, lo que hará que el cartílago se daña, puede darse artritis y limite progresivamente la movilidad de la articulación.

Diagnóstico

Es importante hacer un diagnóstico precoz de la osteonecrosis para poder evitar que el hueso muera, con el historial clínico junto con los resultados de un reconocimiento físico exhaustivo pueden ayudar a identificar la enfermedad.

En su primera etapa de diagnóstico es preferente a través de imagen por resonancia magnética (IRM), esta es una técnica que produce imágenes transversales del cuerpo ante fuentes de energía magnética, pero sin la radiación que puede dañar. Una IRM es capaz de detectar osteonecrosis antes de que haya un daño significativo en el hueso y antes de que se manifieste cambios evidentes en radiografías.

Si el diagnóstico no se hace pronto y se deja que progrese inevitablemente habrá daño al hueso y a la articulación afectada a partir de entonces la osteonecrosis genera cambios óseos que pueden apreciarse bajo rayos x rutinarios en el área de la articulación.

Tratamiento

Para tratar el dolor asociado con estas condiciones se utilizan aspirinas y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, incluyendo inhibidores de la COX-2. Los analgésicos como el acetaminofén son otra opción, la aplicación local de calor pueden ayudar a calmar el dolor y espasmos musculares, estas medidas son paliativas.  

Factores de riesgo

·  Fractura de cadera

·  El alcohol

·  Grandes dosis de esteroides

·  Anemia

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!