Seleccionar página

Medicamentos para la osteoporosis y enfermedad de Paget

Medicamentos para la osteoporosis y enfermedad de Paget

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

¿Cuáles son los medicamentos para la osteoporosis y la enfermedad de Paget?

Cuando los huesos se debilitan por enfermedad o por el consumo de corticoides, los medicamentos para la osteoporosis pueden ayudar a mejorar la masa ósea al retrasar la descomposición de hueso viejo o al aumentar la creación de hueso nuevo. Los medicamentos presentados a continuación hacen esto ya sea retrasando la pérdida de hueso existente o bien promoviendo nuevo crecimiento óseo.

Los bifosfonatos demoran la actividad de las células que degradan hueso, llamadas osteoclastos, mientras que la hormona teriparatida estimula la producción de células que forman hueso, llamadas osteoblastos.

Los bifosfonatos que se usan para el tratamiento de la enfermedad de Paget son: tiludronate, pamidronate, etidronate. Estos fármacos están aprobados también para el tratamiento de osteoporosis en hombres.

Denosumab

La FDA ha aprobado el primer agente biológico en tratar pérdida ósea originada por la osteoporosis.

El medicamento se inyecta subcutáneamente cada seis meses durante la consulta médica y parece apropiado para mujeres posmenopáusicas que presentan mayor riesgo de fractura, grupo que incluye a quienes se han fracturado un hueso anteriormente debido a la osteoporosis y a los que no pueden tolerar otros tipos de fármacos para esta condición.

Igual que otros medicamentos para la osteoporosis , el densamab, funciona al prevenir la descomposición ósea realizada por células llamadas osteoclastos, pero a diferencia de los bifosfonatos, como el alendronato, ibandronato, que aceleran la muerte celular después de ingeridos, denosumab es un anticuerpo monoclonal que incapacita a una proteína llamada rankl, que es muy importante en la producción, función y supervivencia de los osteoclastos.

Según la FDA, los efectos secundarios asociados con el fármaco son dolor de espalda, brazos y piernas, dolor muscular y óseo, niveles altos de colesterol e infecciones de tracto urinario. Efectos adversos severos fueron poco frecuentes, pero incluye infecciones que requirieron hospitalizaciones, bajo calcio en sangre y reacciones cutáneas como celulitis, sarpullido y eczema.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!