Escoliosis. Causas, principales síntomas y tratamiento

Escoliosis. Causas, principales síntomas y tratamiento

Por: Redacción Artritis y Reumatología

La escoliosis es una curvatura lateral de la columna vertebral y ocurre más usualmente durante el crecimiento anterior a la pubertad (escoliosis ideopática). Es decir, es más común a finales de la niñez e inicios de la adolescencia.

Las personas con este padecimiento tienen una curvatura lateral en la columna vertebral en forma de “S” o de “C”. Sabemos que la columna vertebral no es un hueso aislado, sino que consta de varios huesos que son llamados vértebras unidas entre sí por un tejido llamado cartílago. De manera tal que, las personas poseen la flexibilidad para doblarse, estirarse o mantener el equilibrio.

Cuando alguien tiene escoliosis las vértebras no forman una línea recta sino curva. Cuando las curvas son ínfimas no hay muchos problemas. Sin embargo, si esta situación empeora, puede lesionar artritis en la columna vertebral y lesionar articulaciones. Incluso podría provocar que las costillas rocen con la pelvis y provocar dolor. Por otro lado, si la columna se curva mucho puede provocar problemas pulmonares.

¿Cuál es la causa?

Si bien no se conoce la causa exacta, se asocia con problemas óseos, musculares o posturales. Y, aunque es más usual en la pubertad, puede aparecer en cualquier momento. Otro dato curioso es que las mujeres son más propensas a sufrir esta patología.

¿Cuáles son sus síntomas?

Algunos de los signos o síntomas son:

  • Visible desviación de la columna
  • Desnivel en hombros y caderas. O sea, uno puede estar más alto o bajo que el otro o más adelantado.
  • Existe una inclinación del tronco.
  • El tórax se deforma por la rotación de las vértebras

Son muy frecuentes los dolores de espalda o de cabeza e -incluso- dificultad en la respiración.

Tratamiento y ejercicios

Esta enfermedad puede ser tratada de diferentes maneras en dependencia de la desviación. La fisioterapia es un buen tratamiento para lograr que la columna adquiera su forma original o aminorar los síntomas. A veces, se requiere un tratamiento ortopédico, un corsés o un cirugía. Aunque esto es cuando la curvatura es muy pronunciada.

Otros ejercicios que podemos realizar para la escoliosis son:

  • Natación
  • Ejercicios acuáticos específicos
  • Ejercicios de reeducación postural global (RPG)
  • Pilates
  • Estiramientos

Es recomendable que los ejercicios realizados sean bajo supervisión de un fisioterapeuta, de esta forma si cometemos algún error nos podrá corregir y así evitar que nos hagamos daño, o que empeoremos nuestro grado de escoliosis. 

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!