Tendinitis: enfermedad dolorosa y que dificulta la movilidad

Tendinitis: enfermedad dolorosa y que dificulta la movilidad

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

La tendinitis es una inflamación con irritación de los tendones, que son la estructura que une el músculo con el hueso. Esta afección puede causar dolor y dificultad en el movimiento en los hombros, codos, manos, muñecas o incluso el talón, que son las zonas del cuerpo que, con mayor frecuencia, se ven afectadas por este problema.

Esta enfermedad es crónica y recidivante, lo que provoca la degeneración del tendón. Esta afección se ha incrementado en los últimos años debido al aumento de prácticas de actividades recreativas de carácter deportivo como el tenis, golf, béisbol, baloncesto, natación, etc. Esto también se puede dar por los esfuerzos del trabajo, por la repetición continua del mismo movimiento ya sean los pintores, carpinteros, peluqueros, soldadores, entre otros, incluso en pasatiempos como los videojuegos o la jardinería.

Causas

Esta enfermedad afecta a jóvenes adultos por un esfuerzo repetitivo o sobrecarga de una zona del cuerpo, lo que provoca que algunos músculos trabajen más que otros, debilitando la zona de los tendones. Por esta causa, las tendinitis se consideran como enfermedades por sobrecarga que son especialmente frecuentes dentro del ámbito laboral y deportivo.

En adultos mayores la tendinitis se desarrolla por causa del envejecimiento de los tejidos y por esto se puede generar una degeneración del tendón. Es muy frecuente que esta afección se presente en pacientes que padecen artritis, diabetes, gota o enfermedad renal. La posibilidad de sufrir la enfermedad también aumenta si se toman con frecuencia medicamentos como antibióticos, fluoroquinolona o estatinas, para reducir el colesterol.

La tendinitis se observa con mayor frecuencia en la parte superior del cuerpo:

·  Tendinitis del hombro: es frecuente en los adultos a partir de los 40 años, se produce por el envejecimiento de los tejidos y es un tipo de tendinitis degenerativa, con debilidad del tendón y con más posibilidad de tener una lesión. También se presenta con normalidad en deportistas que practican deportes que les obligue a levantar el brazo. Este dolor prevalece al levantar el brazo sobre la cabeza, con el codo flexionado y en el movimiento del hombro, puede que también se presente dolor al tocar la zona. 

En los pacientes adultos es común que se produzca tendinitis de hombro por calcificación, es decir, el depósito en el tendón de cristales de calcio. En el 3% de casos, estos pacientes pueden no sentir dolor.

·  Tendinitis de codo: la inf lamación de los tendones de los codos puede ser degenerativa, es causada por traumatismos locales y actividad excesiva que se produce antes de la degeneración por envejecimiento de los tejidos.

·  Tendinitis de la mano y muñeca: con la sobrecarga de trabajo de las manos, dependiendo de los trabajos que se realizan puede afectar a un tendón u otro, tanto de la muñeca como de los dedos de la mano.

– Tendinitis del dedo pulgar: sucede cuando el movimiento de la mano se bloquea y no permite hacer trabajos y pérdida de fuerza de ellas.

·  Tendinitis del talón o tendinitis aquílea: el tendón de Aquiles conecta los músculos de la pantorrilla al talón. Se puede desarrollar por la sobrecarga en personas jóvenes ya sean atletas, corredores o los que practican baloncesto. En las personas mayores este tipo de tendinitis es causada por la artritis, el dolor se siente al caminar o ponerse de puntitas.

Síntomas

Un elemento común de la tendinitis en la mayoría de los casos es el dolor que se localiza en la zona del tendón, aunque el dolor también se puede sentir en otras zonas, como muñecas, codo y en algunos casos el dolor en la zona cervical.

El dolor asociado a la tendinitis comienza suave, sin afectar los movimientos de los músculos de la zona afectada. Con el paso de los días el dolor aumenta paulatinamente e irradia a otras zonas y de esta manera afecta el movimiento muscular, ya que un movimiento puede provocar dolor que afectará la movilidad de la zona.

·  Dolor

·  Enrojecimiento

·  Calor en la articulación afectada

·  Pérdida de fuerza.

Diagnóstico

El especialista le preguntará si su dolor remite después de un tiempo y reaparece en cualquier momento, ya sea porque hizo algún esfuerzo o no. Para confirmar este diagnóstico el doctor comprobará si el dolor y sensibilidad se dan al forzar el músculo, la inflamación y si siente la sensación de calor en la zona afectada.

Tratamiento

Lo que busca el tratamiento es aliviar el dolor y reducir la inflamación y para esto es necesario iniciarlo lo más pronto posible.

·  Antiinflamatorios no esteroideos

·  Férula

·  Dispositivo ortopédico removible

·  Terapia de calor y frío

·  Fisioterapia

·  Cirugía

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!