Input your search keywords and press Enter.

Estudio analizará la efectividad de las vacunas en personas con enfermedades inflamatorias

Debido a que una vacuna provoca una respuesta inmunológica, algunas personas con enfermedades reumáticas que toman medicamentos inmunosupresores o biológicos están preocupadas por la interacción.

La investigación se centrará en las IMID que involucran inflamación crónica y requieren medicamentos inmunosupresores para controlar los síntomas. Estos fármacos podrían llegar a disminuir las respuestas inmunes de las vacunas contra el COVID-19.

El estudio se llevará a cabo en Canadá por el Centro de Salud de la Universidad McGill en asociación con las universidades de Manitoba, Toronto y McMaster. Adicionalmente contará con el apoyo del El COVID-19 Immunity Task Force (CITF) y el Vaccine Surveillance Reference Group (VSRG)

La CITF avala el estudio a fondo para conocer la efectividad y la seguridad de la vacunación en esta población, ya que de ello dependería la toma de decisiones con respecto al tratamiento de la pandemia. Además posibilita entregar un conocimiento completo, tanto para médicos como para pacientes, sobre los efectos adversos y de si hay o no un posible brote futuro del virus.

De acuerdo a  la Dra. Sasha Bernatsky, líder del estudio y profesora de McGill, “los medicamentos que toman los pacientes pueden aumentar la susceptibilidad a las infecciones”. Se debe tener en cuenta que muchos de los pacientes con IMID prueban numerosos tratamientos para alcanzar un control efectivo de la enfermedad, asimismo, existe muy poca evidencia de su reacción a la vacuna y de la existencia de efectos adversos.

Según las cifras aportadas por la CITF, en Canadá habitan actualmente más de 7 millones de personas con condiciones médicas relacionadas a la artritis reumatoide, la enfermedad inflamatoria intestinal y la psoriasis, entre otras afecciones relacionadas.

La organización hace un llamado no solo para conocer la reacción de los inmunológicos dentro esta población en específico, sino de todas las condiciones de salud con particularidades médicas similares a las IMID.

Caroline Quach, Copresidenta de VSRG, expresó que estos estudios ayudarían a determinar si se necesitan las dosis de refuerzo y a documentar la frecuencia de eventos adversos, como los brotes.

En el estudio participarán más de 2000 personas con IMID, que serán monitoreadas los 12 meses posteriores tras completar su protocolo de vacunación.  

Comentarios de Facebook