Seleccionar página

Enfermedades reumáticas y licor, una mala combinación

Enfermedades reumáticas y licor, una mala combinación

El licor y las enfermedades reumáticas no van de la mano, primero porque agudiza aún más los síntomas de la enfermedad y segundo porque no deben combinarse con ningún tipo de medicamento.

Muchas de las medicinas que los doctores prescriben para las articulaciones adoloridas, como los antiinflamatorios no esteroides (ibuprofeno o naproxeno), conllevan a un mayor riesgo de hemorragias en el estómago y úlceras si son combinadas con licor.

Por otra parte, los fármacos que se recetan para tratar la artritis reumatoide, como el metotrexato,  la leflunomida, o el acetominofeno, al mezclarlas con licor pueden aumentar la susceptibilidad a daños hepáticos.

En el caso de los pacientes con gota, las

dolencias pueden ser muy fuertes solo con el hecho de tomar cerveza, licores destilados o vino.

Si el diagnóstico es artritis es recomendable evitar en lo posible su ingesta o hacerlo en una medida muy baja, tomar más allá de una copa por día puede ser contraproducente para el cerebro y el cuerpo en múltiples formas.

El riesgo de que lleguen a aparecer otro tipo de enfermedades se eleva al incrementarse el consumo de licor

Algunas de ellas, asociadas a la bebida incluyen:

Diabetes

Cáncer de seno

Cáncer de colon

Cancer de esófago

Cancer de arganta.

Derrames cerebrales

Si tienes enfermedades reumaticas y deseas beber licor es mejor recibir primero el consejo de un doctor.

Sin embargo las mejores maneras de relajarse y de descansar el cuerpo son una dieta saludable, el ejercicio, el control de peso y abstenerse de fumar.

Newsletter

Nuestro patrocinador

Nuestro patrocinador


Pin It on Pinterest

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!