viernes , mayo 24 2019
El dolor: causas, consecuencias y tratamientos
Si padeces alguna condición de artritis, una de las dudas que más te embargan debe ser cómo controlar el dolor. Lo primero que debes hacer es conocer cuáles son los síntomas de la condición que posees, esto te ayudará a determinar cuál es el tratamiento más adecuado para contrarrestar el dolor que tus articulaciones están sufriendo.

El dolor: causas, consecuencias y tratamientos

Por: Redacción  Artritis y Reumatología

Si padeces alguna condición de artritis, una de las dudas que más te embargan debe ser cómo controlar el dolor.  Lo primero que debes hacer es conocer cuáles son los síntomas de la condición que posees. Esto te ayudará a determinar cuál es el tratamiento más adecuado para contrarrestar el dolor que tus articulaciones están sufriendo.

Posteriormente, debes entender que el dolor físico no siempre es igual y que existen más de 250 clases de artritis y no todas producen los mismos síntomas. Asimismo, que todos los seres humanos no son iguales. Esto quiere decir que los tratamientos variarán significativamente dependiendo de múltiples factores como la edad, el peso. Además, qué tan avanzada está la condición artrítica que padeces, el ambiente social, entre otros.

¿Sabías que existen varios tipos de dolor?

  • Dolor crónico: por lo general es la más común en condiciones de artritis como la fibromialgia y es la que perdura más tiempo. Una característica representativa de este dolor, es que no es tan fácil de aliviar; y si se está en un tratamiento, por lo general no reduce su incidencia.
  • Dolor agudo: si presentas esta condición, es una señal de alerta para que comiences a buscar ayuda y mirar cómo puedes disminuirlo. En ocasiones puede presentarse por segundos y a veces podría prolongarse por semanas. Por lo general sus síntomas pueden disminuir tratándose con algunos medicamentos; pero siempre recetados por el reumatólogo o médico de cabecera.

Para el paciente reumático es más difícil tratar el dolor debido a su condición artrítica; la mayoría de tipos de artritis generan inflamación, dolor, fatiga, cambios emocionales y físicos que ocasionan dificultad en el alivio de este factor.

¿Quieres controlar el dolor del cuerpo?

El cuerpo humano tiene una característica bastante beneficiosa, cuando siente dolor produce ciertas sustancias químicas que ayudan a bloquear las señales de dolor que viajan a través de los nervios. Debido a esto, ten en cuenta que los pensamientos, emociones y expresiones que puedas desarrollar durante el dolor influyen en el tiempo que se irá el dolor. Adicionalmente, esas emociones harán que el cuerpo produzca sustancias que traten de eliminar el dolor; entre ellas se encuentran las endorfinas.

Toma precauciones en cuanto a cómo debes reaccionar si la condición reumática que padeces te causa dolor. La Revista Artritis y Reumatología te recomienda las siguientes:

  • Intenta tomar el dolor con buena actitud. Por lo general las condiciones de artritis generan un dolor agudo, pero no puedes permitir que tome las riendas de tu vida. Céntrate más en el bienestar y a la forma en cómo reduces el dolor; y no a la enfermedad y a los síntomas que produce.
  • Trata de que tu enfoque mental no se centre en el dolor. El tiempo que dedicas a pensar en ello, está directamente relacionado con la incomodidad que puedas sentir.
  • Cambia la forma en que concibes el dolor. Puedes comenzar a verlo como una forma en la que el cuerpo te dice que hagas algo para calmarlo. Puedes realizar algún hobbie o pasatiempo que te permita tener la mente ocupada. Además, te permita pensar en otras cosas que no sean los síntomas que produce el dolor.

Recomendaciones para controlar el dolor

Te recomendamos hacer un listado de actividades que podrás llevar a cabo en tu rutina diaria para disminuir los síntomas del dolor. Antes de desarrollar alguna de las siguientes sugerencias, te recomendamos consultarlo con tu médico para que sea él quien te guíe en este proceso.

  • Desarrolla una rutina de ejercicios que te permita tener la mente ocupada, logrando mayor flexibilidad en las articulaciones.
  • Realiza estiramiento de las articulaciones por lo menos 3 veces al día; uno en la mañana, otro en la tarde y finalmente antes de irte a dormir. Este método les ayudará a tus articulaciones a ser más fuertes y flexibles.
  • Intenta tomar reposo constantemente después de alguna actividad física, esto beneficiará disminuyendo el dolor y recuperando fuerzas.
  • Relájate, toma unos momentos al día para realizar inhalaciones y exhalaciones, eso te reducirá los niveles de estrés y oxigenará el cerebro.
  • Ingiere los medicamentos que te hayan recetado, en ocasiones eso te puede a contrarrestar el dolor en las articulaciones.
  • Algunos masajes podrían disminuir el dolor, todo depende de la condición de artritis que padezcas y de cómo lleves a cabo estas tácticas.
  • Mejora tus hábitos de sueño, ten en cuenta que dormir poco aumenta el cansancio y
  • por ende el dolor en las articulaciones.

Ver También

Importancia de las vacunas si tienes enfermedades reumáticas

Importancia de las vacunas si tienes enfermedades reumáticas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología ¿Sabías que los …