lunes , noviembre 19 2018
Programa de Apoyo -728

Cuida tus rodillas con estos consejos

Las rodillas son la articulación más grande del cuerpo humano y también, de las que más sufren cuando se padece alguna condición articular. En las rodillas es más evidente el desgaste que aparece con los años, muchas veces como consecuencia de la pérdida de fuerza para soportar el peso corporal. Por eso, lo mejor que podemos hacer para mantener la funcionalidad de nuestras rodillas es prevenir los daños o reducirlos, si ya padecemos de dolor articular.

Los especialistas afirman que la buena salud muscular es fundamental. Para garantizar esto, resulta fundamental ejercitar las rodillas con varias actividades, muchas de ellas de bajo impacto. Es decir, pueden practicarlas personas de cualquier edad. Algunos de los ejercicios más recomendados y que hoy te presentamos son los siguientes:

Programa de Apoyo – 300

1. Escucha a tu cuerpo:

Si presentas dolor en la rodilla, sin importar su intensidad quiere decir que hay algo en tu rutina que está afectando a la articulación. En caso de padecer alguna condición, es importante revisar tu tratamiento y corroborar si está dando los resultados esperados. A veces, el dolor en las rodillas también es un síntoma de estrés o que ejerces mucha presión en la zona cuando haces actividad física.

2. Practica ejercicios isométricos:

Este tipo de ejercicios se pueden hacer en cualquier espacio. Además, no requieren de máquinas especiales u otros equipamientos para realizarlos. Solo se necesita contraer el músculo que se quiere ejercitar, pero sin ponerlo en movimiento. Son ejercicios ideales para hacer en casa o en la oficina. Uno de los más comunes consiste en acostarse sobre el sofá y estirar las piernas y tensionarlas. Se hacen varias repeticiones en cada pierna durante 15 minutos.

3. Utiliza un buen calzado:

Los pies son la parte del cuerpo que soportan el peso del cuerpo. Para que las rodillas no se desgasten aceleradamente o se desgarren, es necesario utilizar un calzado acorde con nuestras necesidades. Es decir, si somos deportistas debemos utilizar el zapato más acorde con la actividad que realicemos y para la vida diaria, debemos conocer la talla perfecta de nuestros pies, en ancho y largo, además de revisar si aparecen ampollas o callos que dificulten el caminar.

4. Evita el sobrepeso:

Mantenernos en el peso ideal es muy importante para nuestras rodillas. Al padecer de sobrepeso, esta articulación sufre a corto o mediano plazo de varias complicaciones. Las más comunes tienen que ver con lesiones musculares u óseas causadas por el peso excesivo que la rodilla no logra soportar en su totalidad. Además, enfermedades como la osteocoandritis pueden desarrollarse con más probabilidad en personas con sobrepeso.

Ver También

Consejos para aprender a vivir con la enfermedad de behçet

Consejos para aprender a vivir con la enfermedad de behçet

Redacción Artritis y Reumatología La enfermedad de Behçet provoca la inflamación de vasos sanguíneos del …

Programa de Apoyo -728