8 preguntas frecuentes sobre la artrosis

8 preguntas frecuentes sobre la artrosis

La artrosis es una enfermedad reumática que produce desgaste y alteraciones en el cartílago articular y el hueso cercano a la articulación. Sabemos que ante esta enfermedad se generan muchas preguntas, por eso hemos recopilado las más frecuentes:

  1. ¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas más comunes son los dolores en la articulación en los momentos en los que ésta se mueve, y puede  llegar a inflamarse después de someterla a algunos esfuerzos. Con el tiempo la enfermedad va avanzando, lo que puede provocar limitación de los movimientos de la articulación y rigidez

  1. ¿Cuáles son las articulaciones que se ven afectadas con mayor frecuencia?

La afección puede producirse en cualquier articulación, pero aparece con mayor regularidad en zonas como la columna, las rodillas, las manos o la cadera.

  1. ¿Existen diferentes tipos de artrosis?

Existen tres tipos de artrosis:

Tipo 1: es producido por factores genéticos. Se trata de un tipo de artrosis en la que existe una predisposición familiar.

Tipo 2: relacionada con los niveles de estrógenos. Por lo que afecta en mayor medida a las mujeres y se desarrolla regularmente en los primeros años de la menopausia.

Tipo 3:  se produce con el paso de los años y con los cambios musculoesqueléticos.

  1. ¿Qué tipo de tratamientos hay?

La artrosis es una enfermedad crónica, por ello no hay un medicamento que consiga eliminarla. Sin embargo, existen algunas opciones que permiten disminuir el dolor y la inflamación. Aunque es necesario aclarar que cada articulación necesita su propio tratamiento.

De manera general, los analgésicos permiten atenuar el dolor; los antiinflamatorios no esteroides disminuyen la aparición de inflamaciones, y los antiartrósicos sintomáticos de acción ayudan en los momentos en que se presentan dolores por tiempos prolongados. En ciertos casos también son recomendables las infiltraciones.

  1. ¿Es recomendable realizarse la cirugía?

Cuando se han tomado varias medidas para enfrentar la enfermedad y no se han obtenido resultados o si el paciente ha perdido la capacidad de realizar las actividades diarias y el dolor es más constante e insoportable, es necesario pensar en la opción de una cirugía. Esta permitirá, sobre todo, aliviar el dolor y conservar la movilidad.

Debe tenerse en cuenta que hay diferentes tipos de intervenciones: las que corrigen las lesiones y deformidades articulares, o aquellas en las que se requiere la sustitución de la articulación por una prótesis.

  1. ¿Cómo prevenir grandes daños de la artrosis?

Es importante controlar el peso, el ejercicio apropiado, evitar el uso excesivo de determinadas articulaciones y, en el aspecto laboral, mantener las posturas adecuadas. Ante todo, acudir al médico desde el inicio de la sintomatología y apegarse a los lineamientos de manejo y de cuidados que el profesional te recomiende.

  1. ¿La columna vertebral se ve afectada a menudo?

La columna cervical (cuello) y la columna lumbar (cintura) son las más comunes. En estos casos, el dolor y la incapacidad pueden ser causados por neuritis, espasmo muscular o al propio envejecimiento prematuro de la columna. Por esta razón, en edades avanzadas casi todas las personas muestran signos físicos y radiográficos de artrosis en la columna.

  1. ¿De qué maneras puede aliviarse el dolor?

En el caso de las artrosis de rodilla, cadera y columna es necesario mantener un peso corporal idóneo, una postura correcta y dormir en un colchón adecuado. También es recomendable no caminar sobre terrenos irregulares y en el caso de las mujeres evitar el uso de tacones. Evitar deportes que requieran esfuerzo de las articulaciones afectadas. Para el alivio del dolor, es recomendable aplicar calor o frío en las zonas lesionadas.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!