Celulares: potenciales culpables del síndrome de cuello roto

Celulares: potenciales culpables del síndrome de cuello roto

El uso de celulares sin las medidas apropiadas está generando un aumento progresivo de un tipo de síndrome cervical denominado síndrome del cuello roto; que cursa con dolor muchas veces asociado a cefaleas, mareos e incluso dolores inespecíficos sin localización concreta en la zona superior del cuerpo.

Posición de la cabeza durante el uso del celular

Durante el tiempo de uso de nuestros celulares la cabeza normalmente se encuentra en una flexión de 45º, soportando la musculatura cervical que es el equivalente a 25 kilogramos aproximadamente.

Esto ha sido descrito por la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) a través del Dr. Ricardo Llavona; miembro de la Junta Directiva de esta sociedad científica que aglutina a los médicos especialistas en rehabilitación y medicina física de España.

Las últimas cifras aportadas dicen que el uso medio se sitúa en 2 horas 34 minutos en línea con el consumo mundial.

A estos datos hay que añadir un consumo medio mundial de 2 horas de ordenador y 1 hora 15 minutos de otros dispositivos móviles de media.

Impacto de los celulares en la vida humana

El tremendo cambio de hábitos personales y sociales, especialmente en la última década, y dentro de la progresiva digitalización global en la que nos encontramos; trae consigo innumerables beneficios en el momento actual y sin duda, grandes avances que están por llegar.

Sin embargo, estos cambios tienen consecuencias serias para el cuerpo humano y la salud.

Hablamos de la aparición del síndrome de cuello roto, que se trata de un dolor cervical provocado por adoptar una mala postura cuando se utilizan tabletas y teléfonos móviles.

El problema

El problema está surgiendo porque las personas inclinan la cabeza hacia abajo cuando consultan el móvil o emplean la tableta.

Este pequeño gesto hace que los músculos posteriores del cuello trabajen mucho al tener que soportar más peso.

Solución

Como solución los expertos recomiendan que la espalda debe estar recta y la pantalla debe quedar a la altura de los ojos para impedir inclinar la cabeza hacia abajo. Sin el correcto uso y la rigurosidad en las normas ergonómicas básicas. Esta situación puede acarrear graves problemas.

Conclusión

A pesar de esta realidad y el interés sanitario que despierta, la situación del desarrollo ergonómico aplicado a la tecnología móvil está en una fase incipiente.

Son muchos profesionales los que cuentan con un exponencial interés en del desarrollo de acciones para mejorar el uso de estos dispositivos y la investigación.

Es importante desarrollar un trabajo multidisciplinar para seguir afrontando estas nuevas realidades.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!