martes , septiembre 17 2019
Aprende a combatir los brotes producidos por la psoriasis
Controlar los brotes producidos por la psoriasis puede reducir el riesgo de sufrir complicaciones como infecciones en la piel y mejorará tu calidad de vida.

Aprende a combatir los brotes producidos por la psoriasis

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel, que puede aparecer y desaparecer en determinados periodos. Cuando se desarrolla un brote se exacerban los síntomas de la enfermedad y las lesiones en la piel se pueden tornar escamosas.

Controlar estos brotes puede reducir el riesgo de sufrir complicaciones como infecciones en la piel y mejorará tu calidad de vida. Por esta razón, es importante que tengas en cuenta algunos aspectos que te ayudarán a manejar tu condición:

Vigila tu alimentación

Para nadie es un secreto que todo lo que comemos tiene un efecto directo en nuestro estado de salud, así que si tienes un brote es importante que analices si este puede haber sido causado por algún alimento.

Además, en caso de brotes es importante reducir el consumo de carnes rojas, alimentos procesados y alcohol, debido a que pueden aumentar la inflamación y provocar complicaciones. 

Reduce tu exposición al sol

Cuando las heridas producidas por la psoriasis estén abiertas debes evitar a toda costa exponerte al sol, pues esto podría causar quemaduras en la piel. El sol es bueno en los casos en los que la piel ya se está descamando, sin embargo también debe hacerse de forma controlada. La recomendación de los especialistas es no estar en contacto con el sol por más de 30 minutos.

Mantente hidratado

Debes tomar agua de forma constante, esto te ayudará a humectar la piel. También es importante que apliques en la piel productos hidratantes en las etapas de brote, esto aliviará la picazón y la irritación. Lo más adecuado es que la selección del producto sea dirigido por un especialista, así que acude a tu dermatólogo y/o reumatólogo.

Evita bañarte con agua caliente

Bañarte con agua demasiado caliente puede aumentar el riesgo de sufrir más lesiones en la piel. La recomendación de los especialistas es darse un baño con agua tibia y utilizar productos que ayuden a reducir la inflamación y la picazón en los momentos de brotes.

Si presentas un brote es importante que consultes de forma inmediata a tu médico de cabecera para que te indique la forma en la que debes tratarlos. Siempre será necesario que busques la opinión de un experto para evitar mayores complicaciones.

Ver También

Factores de riesgo del linfoma: edad, infecciones, exposiciones

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología Aunque no sabemos …