Seleccionar página

Poliarteritis nodosa: inflamación vascular como causa de la inflamación articular

Poliarteritis nodosa: inflamación vascular como causa de la inflamación articular

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

La poliarteritis nodosa es una afección vascular sistémica que consiste en la inflamación de los vasos sanguíneos de pequeño y mediano calibre. Esta inflamación necrotizante produce la obstrucción de los vasos sanguíneos, obstaculizando la llegada de la sangre a las regiones distales. Por consecuencia de esto todos los órganos sufren al quedar carentes de sangre.  

Causas

Las causas de esta afección son aún desconocidas. Se trata de una enfermedad infrecuente que puede aparecer a cualquier edad, pero predomina en los hombres de entre 40 y 70 años. Esta enfermedad también puede asociarse a la VHB y a la VHC, más conocida como hepatitis B y C respectivamente.

Tiene una incidencia estimada de 1 a 10 casos por cada 100.000 personas.

Síntomas

Por ser una enfermedad sistémica incluye síntomas generales como fiebre, malestar, dolor en las articulaciones y sensación de cansancio y fatiga.

También hay síntomas concretos en órganos localizados:

·  Afección del riñón, produce insuficiencia renal e hipertensión arterial (HTA)

·  Dolor articular y muscular, es una afección músculo-esquelética centrada sobre todo en las grandes articulaciones.

·  Lesiones cutáneas, las manchas cutáneas de color rojo- púrpura que no desaparecen a la presión y nódulos subcutáneos.

·  Dolor abdominal: la afectación gastrointestinal es una de las más graves de la poliarteritis nodosa ya que con frecuencia se produce sangrado digestivo y perforación intestinal.

·  Inflamación en los nervios, la neuropatía es otro de los síntomas más comunes, esta suele ser asimétrica, motora o sensitiva.

·  Alteración cardíaca, es frecuente el infarto de miocardio, el bloqueo aurícula-ventricular y la cardiomegalia que es el crecimiento del corazón.

·  Otras afecciones: la enfermedad del PAN también, también puede producir dolor testicular y hemorragias en la retina del ojo.

Diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad se hace a través de una analítica donde se encuentran los parámetros de inflamación sistémica alterados. El diagnóstico definitivo se confirmará con una muestra de tejido cutáneo muscular obtenida con una biopsia.

Otra prueba de diagnóstico que se utiliza es la arteriografía el cual es un examen de rayos X en el que con un contraste especial se puede observar el interior de las arterias. A través de esta prueba se puede ver la presencia de deformaciones seculares pequeñas llamadas microaneurismas de los vasos que son características de la enfermedad.  

Tratamientos

No existe un tratamiento definitivo, pero estos son algunos fármacos que pueden funcionar:

·  Corticoides en dosis altas (prednisona), ayuda a disminuir la inflamación de los vasos.·  Inmunosupresores (ciclofosfamida).

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!