Input your search keywords and press Enter.

Espondilolistesis: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Espondilolistesis: síntomas, diagnóstico y tratamiento

¿Qué es la espondilolistesis?

La espondilolistesis es una afección de la columna vertebral que afecta las vértebras inferiores (huesos de la columna vertebral). Esta enfermedad hace que una de las vértebras inferiores se deslice hacia adelante sobre el hueso directamente debajo de ella. Es una afección dolorosa pero tratable en la mayoría de los casos. Se pueden utilizar tanto métodos terapéuticos como quirúrgicos. Las técnicas de ejercicio adecuadas pueden ayudarle a evitar esta afección.

Síntomas de la espondilolistesis

Los síntomas de la espondilolistesis varían. Las personas con casos leves pueden no tener ningún síntoma. Sin embargo, las personas con casos graves pueden ser incapaces de realizar las actividades diarias. Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Dolor lumbar persistente
  • Rigidez en la espalda y las piernas.
  • Sensibilidad en la parte baja de la espalda
  • Dolor de muslo
  • Tensión de los tendones de la corva y los músculos de los glúteos

Causas de la espondilolistesis

Las causas de la espondilolistesis varían según la edad, la herencia y el estilo de vida. Los niños pueden sufrir esta afección como resultado de un defecto congénito o una lesión. Sin embargo, las personas de todas las edades son susceptibles si la afección es hereditaria. El crecimiento rápido durante la adolescencia también puede ser un factor contribuyente.

Practicar deportes también puede causar que la tensión se extienda demasiado y ponga tensión en la parte baja de la espalda. Los siguientes deportes son especialmente propensos a causar esta afección:

  • Balón
  • Gimnasia
  • Atletismo
  • Levantamiento de pesas

La espondilolisis es a menudo un precursor de la espondilolistesis. La espondilolisis ocurre cuando hay una fractura en una vértebra, pero aún no ha caído sobre un hueso inferior de la columna vertebral.

Diagnóstico de la espondilolistesis

Los exámenes físicos son el primer paso para diagnosticar esta afección. Si padeces espondilolistesis, puedes tener dificultad para levantar la pierna hacia arriba durante los ejercicios simples. Las radiografías de la parte baja de la columna vertebral son cruciales para determinar si una vértebra está fuera de lugar. El médico también puede buscar cualquier posible fractura ósea en las imágenes de rayos X.

Igualmente, el médico puede ordenar una tomografía computarizada más detallada si el hueso extraviado está presionando los nervios.

Tratamiento de la espondilolistesis

El tratamiento de la espondilolistesis depende de la gravedad del dolor y del deslizamiento de las vértebras. Los tratamientos no quirúrgicos pueden ayudar a aliviar el dolor y estimular al hueso para que vuelva a su lugar. Es importante evitar los deportes de contacto durante el proceso de curación.

Los métodos comunes de tratamiento no quirúrgico incluyen:

  • Usar un corsé para la espalda
  • Hacer ejercicios de fisioterapia.
  • Tomar medicamentos antiinflamatorios de venta libre o con receta (como el ibuprofeno) para reducir el dolor.
  • Usar inyecciones epidurales de esteroides

La Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons) recomienda probar primero los tratamientos no quirúrgicos. Sin embargo, los adultos que sufren de casos graves de espondilolistesis pueden necesitar una cirugía llamada fusión espinal.

La corrección quirúrgica de la vértebra extraviada es necesaria cuando el hueso se ha deslizado tanto que la columna vertebral no responde a las terapias no quirúrgicas. La cirugía también es necesaria si los huesos de la columna vertebral están presionando los nervios.

El médico trabajará para estabilizar la columna vertebral utilizando un injerto óseo y varillas de metal. Pueden insertar un dispositivo ortopédico interno para ayudar a sostener la vértebra mientras sana.

Después de que se completa la fusión espinal, los huesos tardarán de cuatro a ocho meses en fusionarse completamente. La tasa de éxito de la cirugía es muy alta.

Complicaciones potenciales

La intervención médica es crucial para aliviar los síntomas de la espondilolistesis. Esta afección puede causar dolor crónico y daño permanente si no se trata. Eventualmente, la persona puede experimentar debilidad y parálisis de las piernas si los nervios se han dañado. En muy pocos casos, también se puede presentar una infección de la columna vertebral.

La cifosis, también llamada espalda redonda, es una posible complicación en la que la parte superior de la columna vertebral se cae de la mitad inferior, lo que causa un aumento de la angulación de la columna vertebral hacia adelante.

Perspectivas a largo plazo

Si crees que estás experimentando síntomas de espondilosclistesis, es importante que hables con tu médico de inmediato. Las medidas de tratamiento tempranas pueden aliviar la mayoría de los síntomas de esta afección. Según un artículo publicado en Neurosurgical FocusTrusted Source, la mayoría de las personas con espondilolistesis responden bien al tratamiento conservador no quirúrgico.

Comentarios de Facebook