Input your search keywords and press Enter.

Descomposición muscular por causa de rabdomiólisis

rabdomiólisis

La rabdomiólisis es la descomposición de las fibras musculares esqueléticas secundarias un daño muscular. El músculo está compuesto por fibras musculares, la mioglobina, que es el pigmento proteico; electrolitos y enzimas musculares. Cuando el músculo se descompone, estos compuestos se desprenden y viajan por torrente sanguíneo intoxicando el cuerpo. Por otro lado, cuando los valores de mioglobina aumentan anormalmente, esta heteroproteína se precipita en los riñones bloqueándolos y causando daño renal grave.

Al mismo tiempo, el cuerpo redirige una gran cantidad de sangre hacia la zona muscular afectada, disminuyendo el volumen de sangre y provocando una baja de presión arterial importante que puede llegar a un estado de shock.

Causa

Las causas que provocan la rabdomiólisis se dividen en tres grupos:

·  Traumatismos

·  Isquemia muscular (falta de riego sanguíneo muscular)

·  Lesiones por compresión del músculo

·  Calor excesivo a nivel muscular como en las insolaciones

·  Bajos niveles de iones que sirven para el trabajo muscular como el fosfato.

Debido a la ingesta de determinadas sustancias

·  Alcohol

·  Drogas: cocaína, anfetaminas, heroína, etc.

·  Medicamentos: Estatina, etc.

Debido a un aumento muscular excesivos (correr maratones)

·  Convulsiones, escalofríos y temblores musculares

Síntomas

Los síntomas de la rabdomiólisis son variables dependiendo del grado de daño muscular y pueden variar desde formas asintomáticas hasta cuadros severos. La sintomatología es la típica de daño muscular:

·  Dolor en los músculos (mialgia)

·  Debilidad

·  Sensibilidad aumentada

Puede aparecer síntomas sistémicos como:

·  Color en la orina anormal (color rojizo o marrón)

·  Disminución de la micción debido al daño renal (insuficiencia renal)

·  Fatiga

·  Aumento de peso rápido (por retención de líquidos)

·  Fiebre

·  Dolor abdominal, náuseas y vómitos

Diagnóstico

El especialista antes de sospechar de rabdomiólisis, le pedirá a su paciente un análisis de sangre y de orina. El valor más importante para diagnosticarla es la detección en sangre de una elevación de la enzima creatincinasa (CPK). También se acostumbran a valorar los siguientes parámetros:

·  Iones implicados en la función muscular en sangre (fosfatos, potasio)

·  Niveles de mioglobina en sangre y orina

·  Hemoglobina (derivado de la sangre) en la orina

·  Creatinina (marcadores del daño renal) en sangre y orina

Tratamiento

El tratamiento inicial es la administración vía intravenosa de líquidos con el fin de prevenir el daño renal. Si el riñón funciona lo suficiente, se administran diuréticos y bicarbonato para ayudarle a eliminar más tóxicos.

También es importante controlar las alteraciones de los niveles de iones en sangre que puedan ocurrir ya que pueden producir daño cardíaco y en otros órganos. Finalmente, si el riñón claudica, puede ser necesario el uso de hemodiálisis que es la depuración de la sangre mediante un aparato externo.

Comentarios de Facebook