¿Correr es bueno o malo para las articulaciones de la rodilla?

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

Definitivamente no es malo si se hace bien y para ello la clave es entrenar el cuádriceps, el músculo que actúa de escudo protector de la rodilla y sobre todo, entrenarse de forma progresiva. Di durante el confinamiento decide pasarse al running vaya con cuidado.

Las lesiones en las rodillas son las segundas más frecuentes entre los corredores del mundo, solo por detrás de las piernas. Esto es lo que revela el VI Estudio CinfaSalud sobre  percepción y hábitos de los corredores y corredoras de España, de hecho, es una dolencia tan común que correr ha ganado mala fama en este sentido y ha calado la idea de que no es bueno para esta articulación.

Correr fortalece las articulaciones y previene la osteoporosis

Pero esta fama no es cierta porque, tal y como explica a Saber Vivir Luis Torija, Vicesecretario general del Colegio Profesional de Fisioterapitas de la Comunidad de Madrid, correr no sólo no perjudica las rodillas, sino que fortalece el hueso y previene la osteoporosis ya que el impacto que recibe al correr estimula su regeneración. Eso sí, hay que hacerlo bien ya que de lo contrario sí puede provocar lesiones.

Qué pasa en sus rodillas cuando corre

Correr incide directamente en el cartílago de la rodilla, la delgada capa que protege la articulación y este es un tejido que cuando se deteriora, no se recupera como lo hace el músculo si se le da un descanso.

Sin embargo, correr afecta al cartílago no tiene por qué ser algo malo o provocar una lesión. No hay que olvidar que el ser humano está diseñado para correr y que el cartílago es algo que se va a ir desgastando de forma natural de la misma manera que cuando salen arrugas. Otra cosa diferente es que ese desgaste se acelere o que produzca dolor y ahí es donde una mala técnica a la hora de correr puede ser la culpable.

Cómo lograr que la articulación no sufra

La clave reside en trabajar la musculatura que rodea esta articulación, asegur a el fisioterapeuta.

Unos músculos fuertes hacen que durante la carrera se distribuya el peso por toda la superficie de la rodilla y se amortigüe el impacto que recibe el cartílago, pero si la musculatura está débil, el cartílago apenas tiene escudo protector y se ve obligado a soportar más presiones y golpes.  

Objetivo: reforzar el cuádriceps

Este músculo que se sitúa en la parte delantera de la pierna es el más potente y voluminoso del cuerpo. De hecho, es el principal responsable de sostener el cuerpo cuando está de pie y le ayuda a caminar, saltar, correr. Por eso, unos cuádriceps fuertes son el mejor seguro de vida de sus rodillas.

Cómo saber si  se está excediendo al hacer ejercicio

Las clásicas sentadillas son el ejercicio efectivo para fortalecer este músculo, también puede entrenarse con máquinas específicas en el gimnasio, la bicicleta es una buena actividad complementaria porque genera mucho movimiento en la rodilla y eso hace que el líquido de la articulación lubrique mucho mejor la zona, lo que disminuye las molestias.

Cómo prepararse para correr bien

Correr para entrenar y lo que habría que hacer es entrenar para correr, pero ¿cuánto y cómo se debe entrenar para correr sin sufrir lesiones?:

–   Si se trata de una persona que no ha corrido nunca, lo aconsejable es que realice entrenamiento de pierna dos veces a la semana y muy importante, empiece a correr de forma gradual. De hecho, lo ideal es que consulte antes con un preparador físico que le asesore y a empieza a correr por motivos de salud, debe consultarlo antes con un profesional sanitario, fisioterapeuta o médico.

–   Incluso aunque esté acostumbrado a practicar otros deportes, conviene hacerlo de manera progresiva ya que puede que sus pulmones aguanten y no se canse, pero sus rodillas no están acostumbradas.

–   Tenga en cuenta que cuando camina apenas hay impacto en la rodilla, pero al correr esta puede recibir más de 40 golpes por minuto. Por ello se aconseja hacer sesiones cortas de 5 o 10 minutos intercalando un minuto corriendo y otro caminando. Así da tiempo a que los tejidos de la rodilla se fortalezcan poco a poco, músculos , tendones y huesos e incrementar su resistencia al impacto de forma gradual y sin sufrir.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!