Seleccionar página

Consejos para llevar la artritis en el trabajo

Consejos para llevar la artritis en el trabajo

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

Tener artritis conlleva muchos retos pues no solo está el impacto físico sino emocional. La artritis puede afectar la actividad física, la dieta, incluso hasta el trabajo. Con más de 100 distintos tipos de artritis y enfermedades asociadas, la artritis es la causante número uno de discapacidades en el país. Entonces cómo el paciente puede lidiar con los retos que la artritis se puede presentar en el trabajo o mientras busca empleo.

Por fortuna existen varias estrategias que se pueden adaptar en el lugar de trabajo a fin de que el paciente pueda seguir efectuándose. También están las leyes que prohíben la discriminación y pueden hacer que los pacientes y el empleador cooperen para adaptar en el trabajo o en el caso de discapacidad severa proveerle la compensación si ya el paciente no puede trabajar.  

Recursos:

·  Aprender a lidiar con los retos que la artritis puede presentar en el trabajo o mientras se busca empleo.

·  Los derechos como trabajador.

·  Criterios de discapacidad.

·  Programas de la administración de Seguridad Social (SSA) que otorgan subsidios mensuales a las personas discapacitadas.

·  Programas de asistencia federal y estatal.

·  Programa de asistencia para medicamentos.

·  Ser su propio defensor.

·  Dispositivo de asistencia para realizar diversos tipos de actividades.

El paciente puede mantener su vida profesional con la planeación adecuada.

Consejos:

Se hablará de algunas ideas que puede adoptar mientras continúa en el trabajo:

·  Mejorar el lugar de trabajo: hablar con un terapeuta físico u ocupacional sobre formas de volver el espacio de trabajo más cómodo. Seleccionar la silla ideal puede brindar mejor estabilidad y facilidad de movimiento. Colocar un escritorio o una computadora en la posición adecuada puede servir para prevenir tensión en el cuello y los hombros.

·  Horas flexibles: Hablar con el empleador sobre la opción de trabajar desde casa por unas horas o en el momento del día en que se sienta mejor.

·  Moderar el ritmo de trabajo: combatir la rigidez al hacer un receso para no permanecer ni sentado ni de pie en la misma posición por mucho tiempo o exaspera una articulación inflamada. De ser posible, cambie la tarea o varíe el modo de mover el cuerpo o las manos. Hallar movimientos que le permite estirarse durante el uso del baño o la hora del almuerzo.

Modificar el medio de transporte: podría ayudar que tenga su propio auto o alguien de su trabajo le pueda ayudar a transportarlo.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!