Seleccionar página

La policondritis recidivante y su relación con la artritis

La policondritis recidivante y su relación con la artritis

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

La policondritis recidivante (PR) es una enfermedad autoinmune rara que afecta el tejido cartilaginoso de las orejas nariz y tráquea.También afecta los ojos, las válvulas cardíacas, los riñones, articulaciones, piel y vasos sanguíneos. Esta afección se descubrió en 1923, en esa época se detectó un patrón de brotes que son desencadenados por un mecanismo desconocido, pero se cree que las posibles causas de estos son una predisposición genética, agentes tóxicos o infecciones.

Para diagnosticar esta afección el médico pedirá unos exámenes clínicos pertinentes como exámenes de laboratorio, por imagen y en raras ocasiones una biopsia. 

La prevalencia de la policondritis recidivante en las personas es de un caso por cada 4,5 millones de personas. Esta puede ser diagnosticada antes de los 60 años y después de los 40 y el sexo no es un factor de riesgo para los pacientes.

Aunque la enfermedad frecuentemente aparece entre los 40 y 60 años, también puede desarrollarse, muy rara vez, en niños y ancianos. Se ha presentado en todas las razas, pero predomina en la raza caucásica. Este padecimiento afecta a hombres y mujeres, aunque estos casos se presentan con más frecuencia en mujeres.

Síntomas

El síntoma más frecuente es la afección del cartílago del pabellón articular, pues se presenta un dolor agudo, lesiones cutaneas e inflamación. También afecta el cartílago nasal y luego artritis que varía desde artralgias hasta artritis no deformante simétrica o asimétrica que afecta varias articulaciones ya sean pequeñas o grandes, predomina en las costocondrales y las rodillas. 

Se presenta un aumento irregular de volumen de la proporción del cartílago de las orejas incluyendo el conducto auditivo externo los lóbulos, en la mayoría de los casos, compromete ambos oídos y limita la capacidad auditiva en función del grado de la conducción externa del sonido.

Entre el 50% y el 65% de los pacientes padecen dolor articular intermitente y, en algunos casos, inflamación y limitación de movilidad. Las articulaciones más afectadas son las muñecas y las articulaciones de los nudillos de las manos.

La manifestación más común es, con frecuencia, la inflamación de:

·  Los ojos.

·  Tejido cartilaginoso de la laringe, tráquea o bronquios.

·  Oído interno.

·  Aparato cardiovascular.

·  Riñón.

·  Piel.

Los reumatólogos estudian la presencia de datos clínicos característicos con carácter recurrente. Se hará un estudio de imagen de la vía aérea superior y de la tráquea, es decir, una biopsia del pabellón auricular.

Tratamiento

Los terapeutas están limitados en el tratamiento de esta enfermedad debido al reducido número de casos que existen. 

Los tratamientos se clasifican en función de si existe o no compromiso traqueal. Cuando el caso se da en los pabellones auriculares, cartílago nasal o articulaciones, el tratamiento consistirá en el uso de antiinflamatorios no esteroideos, colchicina, dapsona o corticoides a dosis bajas. Cuando existe compromiso de la tráquea o de la sensorialidad acústica está indicado el uso de pulsos de metilprednisolona seguidos por dosis plenas de corticoides orales.

Al padecer policondritis recidivante puede desarrollar algunas de estas enfermedades:

·  Condritis auricular.

·  Pérdida de audición.

·  Artritis.

·  Condritis costal.

·  Condritis nasal.

·  Escleritis

·  Lesiones cutáneas

·  Vasculitis sistémica

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!