Seleccionar página

Artrosis, dolor y rigidez en las articulaciones

Artrosis, dolor y rigidez en las articulaciones

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

Esta enfermedad se caracteriza por afectar diferentes articulaciones del cuerpo y ocasionar lesiones del cartílago articular. La artrosis produce dolor, rigidez y pérdida de movimiento de las articulaciones afectadas. Esta afectación suele producirse en la columna cervical y lumbar, los hombros, la cadera, las rodillas, los dedos de las manos y de los pies. El padecimiento es raro, cuando aparece se debería sospechar de la existencia de un daño previo o de otra enfermedad articular de los miembros inferiores. Las mujeres son las más afectadas, y en ellas la enfermedad puede aparecer entre los 40 y 45 años de edad.

El desgaste del cartílago se da en varias fases. En un primer momento, el cartílago se reblandece y se vuelve más frágil y delicado, este pierde su fuerza,elasticidad habitual y la capacidad de amortiguar. Una vez que este padecimiento progresa, el dolor puede aparecer en reposo o durante la noche. El síntoma que prevalece es la rigidez es la rigidez, que genera una dificultad en el movimiento de la articulación afectada y esta se manifiesta cuando su cuerpo está en reposo. En la fase intermedia, se adelgaza y en algunas zonas desaparece el cartílago, dejando de cubrir y de proteger al hueso que está debajo. En su etapa final, los huesos que ya no están protegidos por el cartílago comienzan a rozarse entre ellos produciendo dolor, rigidez e incluso pérdida de movilidad. 

Causas

El dolor y la rigidez causadas por el desgaste en el cartílago causan un grado de discapacidad notable, los crujidos de la articulación con el movimiento, la deformidad, la inflamación o el derrame de las articulaciones son otras señales de esta afección. En algunos casos se puede producir atrofia muscular por la disminución de movimiento, contracturas musculares y dolores en los brazos o piernas. En algunos casos la artrosis puede afectar la columna cervical o lumbar lo que provoca pinzamiento de los nervios y, por tanto, se podría dar parálisis.

Para diagnosticar la artrosis es necesario tener en cuenta los síntomas que experimentan los pacientes, por ejemplo, el dolor en la base del pulgar o los dedos de los pies cuando se descalzan. El calzado tiene una relevancia cuando la artrosis afecta los pies; es aconsejable el uso de zapatos de suela blanda y gruesa que puedan absorber los impactos del suelo contra el pies que resulta doloroso.   

No existen dietas especiales que puedan ayudar a mejorar la artrosis, los productos derivados de colágeno y las medicinas alternativas carecen de un respaldo científico. Existe la creencia de que el clima ayuda a mejorar la artrosis, pero en realidad esto solo mejora temporalmente los síntomas y no la enfermedad a largo plazo.

Tratamientos

El tratamiento está enfocado en el mejoramiento del dolor y el retraso de la progresión de la enfermedad, con el fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes. Para lograr ese objetivo se tienen varias alternativas como las medidas físicas, fármacos y cirugía.

·  Medidas físicas: la obesidad es un factor de riesgo para padecer artrosis de cadera y rodilla, es importante mantener una dieta balanceada y realizar ejercicio regularmente; los aeróbicos (caminar, nadar y bicicleta) ayudan al control de este padecimiento y la atrofia muscular.

·  Aplicación de calor local: esto puede ayudar en la disminución del dolor se recomienda baños de agua o  una manta eléctrica que deberá colocarse en las articulaciones afectadas para regular el dolor.

·  Las férulas, bastón o plantillas: las férulas son ideales para mantener en reposo la articulación.

·  Fármacos analgésicos y antiinflamatorios de acción rápida: es común que se inicie el tratamiento con paracetamol, si esto no ayuda con el dolor, incluirán antiinflamatorios u opioides en función de la gravedad de los síntomas que presenta el paciente. Los corticoides intraarticulares son útiles como tratamiento para la artrosis y aún más si se trata de pacientes con una sola articulación afectada que presenta inflamación.

·  La cirugía: es necesaria cuando el resto de los tratamientos no logran controlar el dolor del paciente y se encuentra muy invadido por la enfermedad. El objetivo de la cirugía es reducir el dolor y recuperar parte funcional de la articulación o corregir alguna deformidad, también se hace cirugía para limpiar y lavar la articulación para de esta manera eliminar cuerpos extraños.

Consejos para tratar la artrosis

·  Mantener un peso corporal correcto.

·  Calor y frío.

·  Medicamentos.

·  Hábitos posturales.

·  Ejercicio.

·  Reposo.

·  Evitar sobrecargar las articulaciones.

·  Calzado adecuado.

·  Balnearios.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!