domingo , agosto 19 2018
puerto rico medical defence

Conoce los síntomas de la Bursitis y cómo tratarla

La Bursitis, tendinitis y otras enfermedades de los tejidos blandos tales como el síndrome miofascial son enfermedades que afectan los tejidos y las estructuras que rodean a las articulaciones y producen dolor, hinchazón o inflamación.

Su causa

  • Uso excesivo o lesión
  • Postura incorrecta
  • Posición anormal de las articulaciones
  • Una infección (poco frecuente)
  • La bursitis puede presentarse asociada con otras enfermedades
  • Muy frecuentemente, la causa es desconocida

 Síntomas

Lo más común es que se sienta dolor y se presente inflamación en el área afectada.

Prevención de los síndromes reumáticos de los tejidos blandos 

(Bursitis, tendinitis, dolor miofacial, túnel carpiano, codo de tenista, codo de golfista, tenosinovitis y fascitis plantar)

Dado que muchas condiciones de los tejidos blandos se deben a su uso excesivo, el mejor tratamiento es la prevención. Es importante evitar o modificar las actividades que causan el problema. Se deben corregir condiciones desencadenantes como diferencias en la longitud de las piernas, posición o técnica incorrecta en la ejecución de deportes o trabajo.

Esté consciente del uso excesivo o daño durante sus actividades cotidianas y cambie sus hábitos para prevenir problemas. De lo contrario, los problemas pueden persistir u ocurrir repetidamente. A continuación se dan algunas ideas de cómo evitar problemas futuros:

Protección de los hombros

Evite actividades que requieran que se estire por encima de la cabeza por periodos largos.
No mueva sus hombros repetidamente por mucho tiempo (como cuando aspira o hace lagartijas).
Efectúe ejercicios de amplitud de movimiento para mantener la fortaleza y flexibilidad.
Mantenga una buena postura.

Protección de los codos

No tome herramientas o lápices muy fuertemente.
No empuñe las manos.
Evite movimientos repetitivos de las manos y dedos.
No se recargue en los codos y evite golpearlos.
Use una banda elástica (codo de tenista) durante la actividad física.

Protección de las muñecas y manos

Evite repetir los mismos movimientos de la mano por periodos prolongados.
Use el antebrazo o el brazo entero en vez de sólo su muñeca o la mano.
Tome descansos frecuentes de actividades manuales y escritura.
Agrande los mangos de las herramientas, utensilios, lápices y plumas con cinta u otro material para que no los sostenga muy apretadamente.
Cargue objetos con las palmas abiertas y planas.
Lleve protectores durante periodos de actividad prolongada.

Protección de las rodillas

Use rodilleras cuando haga labores de jardinería o se arrodille en el suelo.
Realice ejercicios diarios de fortalecimiento (levantamiento de pierna extendida). Músculos fuertes en los muslos (cuadriceps) brindan apoyo adicional a sus rodillas.
No se siente por periodos demasiado largos, levántese y camine cada 20 a 30 min.
Efectúe los ejercicios apropiados de calentamiento antes de hacer ejercicio o deportes.
Gire el cuerpo completo en vez de doblar sólo el tronco desde la cintura.

Protección de las caderas

Cuando levante objetos, doble las rodillas en vez de la espalda o caderas.
Siéntese en sillas acolchonadas.
Obtenga el calzado adecuado si hay diferencia en la longitud de sus piernas.

Protección de los tobillos y pies

Use zapatos para caminar o trotar que le brinden buen soporte. Los zapatos con alto empeine son convenientes para las personas con problemas de los tobillos.
Lleve zapatos cómodos que le queden bien.
Lleve plantillas para los talones según le recomiende su doctor.
Haga ejercicio en superficies planas o niveladas.

Diagnóstico

El médico elaborará su historia clínica a través de preguntas como éstas:

  • ¿Cuándo sintió el dolor por primera vez?
  • ¿Con qué intensidad?
  • ¿Qué cosas hacen que el dolor empeore?
  • Su médico le realizará un examen físico para averiguar dónde está el dolor y para revisar otras articulaciones. El examen específico depende de la zona del cuerpo que esté comprometida.

Tratamiento

Tratamiento de los síndromes reumáticos de los tejidos blandos
(Bursitis, tendinitis, dolor miofacial, túnel carpiano codo de tenista, codo de golfista, tenosinovitis y fascitis plantar)

Los síndromes de los tejidos blandos como la bursitis y la tendinitis son muy comunes en personas que son más bien sanas. Muchos de los síndromes desaparecen por sí solos con el tiempo. En la mayoría de los casos, el médico general puede tratar este tipo de trastornos. Algunas personas deberán atenderse por un reumatólogo (médico especialista en la artritis, enfermedades reumáticas y condiciones musculoesqueléticas relacionadas) para su tratamiento.

El tratamiento se basa en la reducción del dolor y la inflamación y en la preservación de la movilidad y prevención de incapacidad y recurrencia. El tratamiento de muchas enfermedades de los tejidos blandos es similar. Las recomendaciones de su doctor pueden incluir la combinación de descanso, aparatos ortopédicos, aplicación de calor y frío, medicamentos, terapia física u ocupacional. Puede intentar diversos tratamientos antes de encontrar el que mejor le siente. Las siguientes secciones describen diversos tratamientos que le puede recetar su médico.

Fuente: Arthritis Today

Ver También

5 aspectos que un paciente con psoriasis debe consultar con el dermatólogo

5 Aspectos que un paciente con psoriasis debe consultar con el dermatólogo

puerto rico medical defence