Seleccionar página

La bursitis de rodilla: líquido en las articulaciones

La bursitis de rodilla: líquido en las articulaciones

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

La bursitis de rodilla es la inflamación de un saco pequeño lleno de líquido (bolsa) ubicado cerca de la articulación de la rodilla. La bolsa reduce la fricción y amortigua los puntos de presión entre los huesos y los tendones, los músculos y la piel que están cerca de las articulaciones.

Cualquiera de las bolsas de la rodilla puede inflamarse, pero la bursitis de rodilla ocurre con mayor frecuencia sobre la rótula o en la parte de la rodilla debajo de la articulación.

La bursitis de rodilla ocasiona dolor y puede restringir la movilidad. El tratamiento para la bursitis de rodilla a menudo implica una combinación de prácticas de cuidado personal y tratamientos administrados por el médico para aliviar el dolor y la inflamación.

Síntomas

Los signos y síntomas de la bursitis de la rodilla varían según la bolsa que esté afectada y la causa de la inflamación. En general, la parte afectada de la rodilla puede sentirse cálida, sensible e inflamación al presionarla. También es posible que sienta dolor al moverlo o incluso cuando está en reposo.

Un golpe en la rodilla puede hacer que los síntomas aparezcan rápidamente. Sin embargo, la mayoría de los casos de bursitis de la rodilla se deben a la fricción e irritación de la bolsa que ocurre en trabajos que requieren que la persona esté mucho tiempo de rodillas en superficies duras. Por eso, los síntomas por lo general comienzan gradualmente y pueden empeorar con el tiempo.

Causas

La bursitis en la rodilla puede ser causada por:

·  Presión frecuente y constante, como la que se produce al arrodillarse, especialmente, en superficies duras.

·  Una sobrecarga o actividad extenuante.

·  Un golpe directo en la rodilla.

·  Infección bacteriana de la bolsa sinovial.

·  Complicaciones de la artrosis, artritis reumatoide o gota en la rodilla.

Factores de riesgo

Si bien la bursitis de rodilla es una afección frecuente, el riesgo de presentar este trastorno doloroso puede aumentar como resultado de:

·  Permanecer arrodillado durante mucho tiempo: las personas que trabajan arrodilladas durante períodos prolongados corren mayor riesgo de tener bursitis de rodilla.

·  Participar en ciertos deportes: los deportes que provocan golpes directos o caídas frecuentes sobre las rodillas como la lucha libre, fútbol y vóleibol pueden aumentar el riesgo de tener bursitis de rodilla. Los corredores pueden manifestar dolor e inflamación en la bolsa de la pata de ganso, ubicada en la parte inferior de la rodilla, debajo de la articulación.

·  Obesidad y artritis: la bursitis de la pata de ganso, que afecta la parte inferior de la rodilla, debajo de la articulación se presenta con frecuencia en mujeres con sobrepeso con artrosis.

Diagnóstico

Con frecuencia los médicos pueden diagnosticar bursitis de rodilla mediante una historia clínica y una exploración física. El especialista hará los siguientes exámenes:

·  Compara el estado de ambas rodillas, particularmente si solo se siente dolor en una de ellas.

·  Presiona los ligamentos en zonas diferentes de la rodilla para detectar calor, inflamación y la fuente del dolor.

·  Inspecciona la piel del área sensible para detectar enrojecimiento u otros signos de infección.

·  Mueve cuidadosamente las piernas y rodillas para determinar la amplitud de movimiento de la rodilla y si duele cuando la doblas o la flexionas.

Para ayudar a detectar lesiones que pueden causar signos y síntomas similares a los de la bursitis, el médico podría solicitar una o más de las siguientes pruebas de diagnóstico por imágenes:

·  Radiografía

·  Resonancia magnética

·  Ecografía

Tratamientos

A menudo, la bursitis mejora con el tiempo, de modo que el tratamiento generalmente está orientado al alivio de los síntomas. Sin embargo, según cual sea la causa de la bursitis en la rodilla y que bolsa esté infectada, el médico podría recomendar uno o más enfoques para el tratamiento.

·  Medicamentos: si la causa de la bursitis de rodilla es una infección, el médico receta un tratamiento antibiótico.

·  Terapia: el médico podría mandar al paciente de un fisioterapeuta o a un especialista en medicina del deporte que puede ayudar a mejorar la flexibilidad y a fortalecer los músculos. Esta terapia podría aliviar el dolor y reducir el riesgo de episodios recurrentes de bursitis de rodilla. Los soportes ortopédicos para proteger la rodilla podrían ser de ayuda si no puede evitar arrodillarse y las vendas de compresión para la rodilla puede reducir la inflamación.

·  Cirugía y otros procedimientos: los métodos más invasivos para el tratamiento de la bursitis de rodilla comprenden los siguientes:

·  Inyección de corticoesteroides.

·  Aspiración

·  Cirugía

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!