La ACR publica una guía de salud reproductividad para pacientes con enfermedades reumáticas

La ACR publica una guía de salud reproductividad para pacientes con enfermedades reumáticas

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Artritis y Reumatología

En el Colegio Americano de Reumatología (ACR) publicó la guía 2020 para el manejo de la salud reproductiva en enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas. Es la primera directriz de práctica clínica basada en pruebas relacionadas con la gestión de las cuestiones de salud reproductiva para todos los pacientes con enfermedades reumáticas. Con 131 recomendaciones, la guía ofrece preceptos generales que sirven de base para sus recomendaciones y declaraciones de buenas prácticas. 

“Esta directriz es primordial, porque es la primera directriz oficial que aborda la intersección de la reumatología con la obstetricia y la ginecología” afirmó Lisa Sammaritano, autora principal de la directriz. “Las enfermedades reumáticas afectan a muchos individuos jóvenes, sin embargo, se ha proporcionado poca educación a los profesionales de la reumatología sobre las prácticas actuales de ginecología y obstetricia. La guía y los apéndices en línea más detallados presenta conocimientos de fondo vitales y recomendaciones para abordar los problemas de salud reproductiva en todo el espectro de pacientes de reumatología con un enfoque adicional en diagnósticos específicos que requieren recomendaciones más detalladas como el lupus eritematoso sistémico y el síndrome antifosfolípido” finaliza.

La directriz contiene 12 declaraciones de buenas prácticas no clasificadas y 131 recomendaciones clasificadas que tiene como objetivo orientar la atención de los pacientes de reumatología, salvo cuando se indique que se trata de pacientes con condiciones o anticuerpos específicos presentes.

Las declaraciones de buenas prácticas son aquellas en las que la evidencia indirecta es lo más conveniente como para considerar innecesario un voto formal; no están clasificadas y se presentan como sugerencias más que como recomendaciones formales. Estas recomendaciones se dividen en seis categorías: anticoncepción, tecnología de reproducción asistida (terapia de fertilidad), preservación de la fertilidad con terapia gonadotóxica, terapia de reemplazo hormonal en la menopausia, evaluación y manejo del embarazo y uso de medicamentos.

Anticoncepción

Se recomienda a las mujeres con enfermedad reumática que no tienen lupus ni APS que utilicen anticonceptivos eficaces con la recomendación condicional de utilizar preferiblemente los DIU de alta eficacia o un implante de progestágeno subdérmico.

Se recomienda que no se utilicen anticonceptivos combinados de estrógeno progestina en mujeres que den positivo en las pruebas de autoanticuerpos antifosfolípidos (APL) o APS.

Tecnología de reproducción asistida (terapias de fertilidad)

Se recomienda la terapia de fertilidad a las mujeres con enfermedad reumática sin complicaciones que reciben medicamentos compatibles con el embarazo, cuya enfermedad es estable y que dan negativo a la LPA.

Las recomendaciones específicas también se dirigen a los pacientes que dan positivo a las pruebas LPA y sugiere un procedimiento anti coagulante.

Otra de las recomendaciones está en contra el aumento de la dosis de prednisona durante los procedimientos de la terapia de fertilidad en pacientes con lupus.

Preservación de la fertilidad

Recomendación condicional en contra de la terapia de testosterona en hombres con enfermedad reumática que reciben ciclofosfamida (CYC) y una buena práctica de criopreservar el esperma antes del tratamiento CYC en los hombres que lo deseen.

Para la terapia mensual de la hormona liberadora de gonadotropina para mujeres premenopáusicas con enfermedad reumática que reciben inyecciones o infusiones mensuales de CYC para prevenir la insuficiencia ovárica prematura.

Evaluación y gestión del embarazo

Una buena asesoría a las mujeres con enfermedades reumáticas que están considerando el embarazo, sobre la mejora de los resultados maternos y fetales asociados con la entrada en el embarazo durante la baja actividad de la enfermedad.

Cuando se trata a los pacientes de lupus con una dosis baja de aspirina diría (81 a 100 mg) desde el principio del embarazo hasta el parto.

La menopausia y la terapia de reemplazo hormonal

Utilizar la terapia de reemplazo hormonal en mujeres posmenopáusicas con enfermedad reumática que no tiene lupus o tienen una prueba positiva LPA positiva y que tienen síntomas vasomotores severos, no tienen contraindicaciones si desean el tratamiento.

El tratamiento con terapia de reemplazo hormonal para mujeres con LPA asintomática no es recomendable ni con ningún tipo de LPA.

Uso de medicamentos (paterno y materno

No se recomienda usar CYC y talidomida en hombres antes de intentar la concepción, tampoco es recomendable el uso de NSAIDs en el tercer trimestre de embarazo.

Entre las personas que participaron en el desarrollo de la nueva directriz se encontraron reumatólogos, obstetras, ginecólogos, especialistas en medicina reproductiva, epidemiólogos y pacientes con enfermedades reumáticas.  

Las directrices de la ACR se elaboran actualmente utilizando la metodología de evolución, desarrollo y evaluación de la calificación de recomendaciones que crea normas rigurosas para juzgar la calidad de estas.

Comentarios de Facebook

Newsletter

Patrocinadores

Polimialgia reumática

Patrocinadores

¿Te gustó?

¡Compártelo en tus redes sociales!