jueves , febrero 21 2019
Consejos para prevenir y reducir el dolor articular
Mantener activas o en movimiento las articulaciones de forma regular previene la rigidez y el dolor que se genera al realizar movimientos.

Consejos para prevenir y reducir el dolor articular

Por: Redacción Artritis y Reumatología

Mantener activas o en movimiento las articulaciones de forma regular previene la rigidez y el dolor que se genera al realizar movimientos.

El dolor articular es muy común en zonas como tobillos, muñecas, codos y rodillas y dependiendo de cada paciente, puede presentarse de forma leve o aguda impidiendo actuar con normalidad y afectando incluso algo tan básico como un buen descanso.

Para poder tratar el dolor es indispensable conocer su causa, en ocasiones el dolor de las articulaciones es de características mecánicas, y este es conocido como de “función”, porque se incrementa y agudiza con los movimientos y los esfuerzos, y mejora cuando el paciente esta en reposo.

También puede deberse a casos netamente degenerativos, como cuando se habla de la artrosis.

Cuando el dolor, en cambio, es de características inflamatorias, no mejora con el reposo y suele acompañarse de enrojecimiento e inflamación de las articulaciones.

Por otra parte, pueden ser síntomas de las enfermedades reumáticas inflamatorias, como la artritis reumatoide.

Los signos que siente el paciente, dependen propiamente de su enfermedad ya que por ejemplo, la artrosis suele afectar  frecuentemente a las rodillas y por su parte, la artritis reumatoide afecta con regularidad a las pequeñas articulaciones de las manos. Otras, como la gota, muestras sus signos principalmente en el dedo gordo del pie.

El ejercicio, un aliado frente al dolor articular

Para tratar la condición, es importante realizar un diagnóstico exhaustivo para determinar con exactitud cuál es el mejor tratamiento. Sin embargo, para la mayoría de las enfermedades reumáticas el ejercicio funciona como aliado

La práctica de ejercicio con regularidad pude ayudar a frenar las dolencias que aparecen cuando la enfermedad reumática ya se ha hecho presente. Es indispensable crear el hábito el deporte para favorecer la movilidad articular y fortalecer la musculatura.

Además, apoyarse en una alimentación lo más sana posible evitando a toda costa el incremento de peso corporal, es recomendable

No olvides dejar de lado hábitos dañinos como el tabaco y el alcohol y descansar las horas recomendadas por los especialistas.

Ver También

Los mayores enemigos de las enfermedades reumáticas

Los mayores enemigos de las enfermedades reumáticas

Existen algunos alimentos que, por sus características nutricionales, no son recomendables y son enemigos letales …