domingo , julio 22 2018
Tremfya 728
puerto rico medical defence

Yoga, la alternativa para mejorar los síntomas de la artritis

El yoga es visto por la ciencia como una actividad antigua que  al poner a trabajar al tiempo el cuerpo y la mente, se convierte en un efectivo tratamiento contra la artritis.

Entre sus beneficios, estudios realizados han demostrado que esta práctica es capaz de calmar el dolor y la hinchazón de las articulaciones. Quienes realizan esta actividad no empeoran sus síntomas sino que, al contrario, gracias a que están constantemente activos, mejoran en gran medida su estado de salud.

No existen mayores requerimientos a la hora de practicarla, solo debes elegir la que más te conviene, realizarla de forma segura y si está a tu alcance, hazlo siempre acompañado por un experto en yoga y artritis.

Acá encontrarás algunos tipos de yoga para que elijas y practiques el que más se adapte a tus necesidades:

VINYASA

Muchas de sus posturas se practican en el aire y se enfocan principalmente en el control y buen manejo de la respiración.

Sin embargo, algunas clases de este tipo de yoga, requieren que cargues mucho peso, lo que no es recomendable, pero puedes optar por el vinyasa suave, cuya rutina es más lenta y te favorece al no trabajar con tu peso corporal.

YOGA RESTAURATIVO

Su objetivo es la relajación, el descanso y la restauración de la energía del cuerpo.

No requiere mayor esfuerzo muscular y cuenta con apoyo como cuerdas o almohadones para permanecer en las posturas que deben sostenerse de entre 5 a 15 minutos.

Ayuda a controlar los niveles de estrés y las dolencias propias de la enfermedad.

VINIYOGA

Este es un tipo de yoga que favorece a quienes les duele las articulaciones pues sus posturas son muy adaptables y se modifican teniendo en cuenta el estado de salud, el estado físico y las destrezas de cada persona.

Contrario a otros tipos de yoga, este es privado con el maestro, así que, al ser individual puedes ir a tu ritmo, y no debes enfrentarse a cambios bruscos en las posturas.

Así como mencionamos las buenas practicas, queremos contarte que, el yoga tipo Ashtanga y power yoga, no  favorecen la salud, pues necesita un cambio rápido en las posturas, lo que hace que no sea seguro para las personas con artritis a menos que se practique en niveles básicos y guiado por especialistas.

Para practicar yoga, es vital encontrar las posturas con las que el cuerpo se sienta mejor, después de esto, debes empezar paso a paso, muy despacio y detener las rutinas en caso de sentir molestias.

Ver También

¿Hormigueo en las manos? Posibles causas y riesgos

Puede que en diferentes circunstancias se te hayan dormido las manos y no le hayas …

Tremfya 728
puerto rico medical defence